Archive for the ‘Disculpes’ Category

Disculpes del rei

20 20UTC abril 20UTC 2012

El rei foi a cazar a Botsuana, mentantu la muyer diba cola familia a Grecia. Foi a cazar elefantes, y dicen que a tar cola querida. Ellí mancóse (en casa). Y cayó-y un chorreo que, la verdá, sorprendióme. Y lluéu almitió un erru, cosa que tamién me sorprendió. Claro, el mesmu chorreu d’enantes convirtióse, amplificau, nun panexíricu, un derroche d’almiración y aplausu de la prensa rayana nel enamoramientu arrebatáu. Eso nun me sorprendió tanto.

Nun vamos decir que lo que dixo’l rei ye gran cosa:

Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir.

Per un lláu, podíemos falar de lo insuficiente y vago d’eses pallabres. Nun sabemos qué siente, nun sabemos en qué se enquivocó, nun sabemos qué ye lo que nu va golver a ocurrir.

Pero de momentu vamos dexar eso pa práu. Con too, probe o non, sincera o non, nun dexa de ser una disculpa. Asina que el rei entra na nuesa llista.

Zapatero 3, Iñaki Gabilondo 2, Rajoy 1, Ana Mato 1, Fernando Sánchez-Dragó 1, Juande Ramos 1, Juan Fernando López Aguilar 1, Juan José Ibarretxe 1, Ángel Expósito 1, Enrique Serrano 1, Esperanza Aguirre 1, Juan Carlos de Borbón 1.

Anuncios

Disculpas de Aguirre: lo daremos por bueno

9 09UTC septiembre 09UTC 2011

Hace tiempo evalué la posibilidad de que Esperanza Aguirre hubiera pedido disculpas por un error. Y concluí que esas disculpas no valían.

Creo que Esperanza Aguirre domina perfectamente su oficio y sabe muy bien lo que se hace. No creo que sienta que se equivocó, ni mucho menos; ya dejó caer lo que dejó caer, ya dijo lo que quería, ya provocó el efecto que quería, ya dejó en el inconsciente de todos sus taxistas la imagen del profesor vago y consentido, y ahora esa disculpa no estropea su magna labor anterior. También habría mucho que decir sobre la intensidad y forma de esas disculpas, o sobre los argumentos del caso concreto, pero nos llevaría tiempo.

Sea como fuere, con una intención o con otra, ha pedido disculpas, y he podido oírlo de sus propios labios. Así que un punto para ella.

Y la clasificación de gente que ha pedido disculpas en público y que yo he visto es:

Zapatero 3, Iñaki Gabilondo 2, Rajoy 1, Ana Mato 1, Fernando Sánchez-Dragó 1, Juande Ramos 1, Juan Fernando López Aguilar 1, Juan José Ibarretxe 1, Ángel Expósito 1, Enrique Serrano 1, Esperanza Aguirre 1.

Disculpes d’Enrique Serrano

11 11UTC junio 11UTC 2010

Fai unos días, un tal Enrique Serrano, que yo nun conocía hasta agora, salió nos medios porque, dende un programa d’Intereconomía llamó zorra repugnante, guarra, puerca y otres coses a la Consellera de Sanidá de Cataluña.

Y agora pidió perdón. Tuvo dellos minutos pidiendo perdón.

Nun voi entrar na opinión que me merez Serrano, nin la impresión que me fizo. Tampoco voi xulgar el programa, nin esa cadena, nin al presentaor. Nun voi xulgar les motivaciones que puean tener pa pedir perdón, nin dalguna de les mentiruques que hai nel so discursu.

El casu ye que pidió perdón, que ta bien fecho, que lo fizo ensin buscar echar la culpa a otros nin dar eses vueltes vomitives que dan otros pa pedir perdón ensin pedilo (por exemplu: la patética intervención de Manolo Lama pol episodiu del mendigu, que prefiero nin comentar equí), y dende equí mándo-y el mi aplausu y la mi almiración por facelo. Seyan cuales seyan los motivos, y aparte de la opinión que tenga (que sigo teniendo) d’él. Nes formes del otru día, un 0; pero n’estes formes, un 10.

La llista de xente que tuvo la decencia de pedir perdón queda asina: Zapatero 3, Iñaki Gabilondo 2, Rajoy 1, Ana Mato 1, Fernando Sánchez-Dragó 1, Juande Ramos 1, Juan Fernando López Aguilar 1, Juan José Ibarretxe 1, Ángel Expósito 1, Enrique Serrano 1.

Disculpes d’Ángel Expósito

1 01UTC diciembre 01UTC 2009

Alrodiu del linchamientu al que sometieron (sometimos) al chaval al que acusaron de violar y matar a la so fiastra, ABC fizo una portada na que lu llamaba “asesín” y sacaba la so cara a toa páxina.

Y güey el director d’ABC pide perdón.

Los principales culpables del linchamientu foron, pa mi idea, los periodistas, pero vi a tol mundu repartir culpes pa los mélicos, la policía y tou quisque; en Telecinco falen del problema como si fora cosa d’otros. Esti, Expósito, ye el únicu al que vi de verdá encarar la cuestión y falar claro, y decir verdáes. Un diez.

Asina que la llista de disculpes queda:

Zapatero 3, Iñaki Gabilondo 2, Rajoy 1, Ana Mato 1, Fernando Sánchez-Dragó 1, Juande Ramos 1, Juan Fernando López Aguilar 1, Juan José Ibarretxe 1, Ángel Expósito 1.

¿Disculpas de Aguirre? Y… ¿de qué se ríen?

29 29UTC julio 29UTC 2009

Tengo para mí, no sé si equivocadamente, que Esperanza Aguirre es una de las personas más falsas, traicioneras y faltas de escrúpulos que conozco. Pero siguiendo mis propias normas, si hace algo bien, hay que reconocérselo.

Un día llamó al Presidente del Gobierno “sindicalista retrógrado piquetero“. Me es difícil contener la náusea ante el ejercicio evidente de desfachatez que se ve en ese vídeo, que no voy a molestarme en diseccionar porque no merece la pena. Con todo, está muy lejos de ser lo peor que he visto, oído o leído decir a Aguirre. “Sindicalista” no es un insulto (o no siempre), “retrógrado” es un calificativo opinable (por más que sea hilarante que esa palabra la use Aguirre), y lo de “piquetero” es síntoma de normalidad (al fin y al cabo, mucha gente cree que el PSOE es un partido de izquierdas, y algunos hasta lo consideran “anticlerical” y otras fantasías).

Sin embargo, al día siguiente parece que pidió disculpas por esas tres palabras (por el resto no). ¿Debemos otorgarle a Aguirre un punto por esas disculpas?

Pues después de pensarlo, diría que no, lo siento. Hasta ahora he visto las disculpas que he anotado en este blog, y esta no la he visto. Ha llegado un eco de una llamada telefónica, que “fuentes de la Moncloa” confirman, pero eso es algo bastante privado. Yo ya sé que en privado toda esta gente se trata con normalidad, y que la mayoría de sus insultos son puras mentiras que ni ellos se creen. Lo que se necesita es que para las disculpas apliquen el mismo teatro que para los insultos.

Y no he conseguido ver en ningún sitio a Aguirre disculpándose, mientras que los insultos sí he podido verlos con facilidad. Así que no cuenta.

Respecto a las náuseas, hace tiempo, en una memorable intervención el 15 de diciembre de 2004, esa mujer doblemente defenestrada que es Pilar Manjón puso los puntos sobre las íes a unos diputados que, durante una comisión relacionada con el 11-M, se habían descojonado de risa (se les olvidó que había público viendo su pantomima). Salvando las distancias, me he acordado al ver la reunión de la CEOE.

Un representante va a una mesa de negociación, que se supone vital para el futuro del país y para resolver la crisis. Un representante además de un colectivo al que pertenecen muchos de los principales responsables de esa crisis, y también -reconozcámoslo- muchos de los afectados. Este tipo plantea exigencias absolutamente inaceptables y que atentan contra la dignidad de los trabajadores, a costa de los cuales, no lo olvidemos, todo empresario obtiene sus ganancias. Y entonces la negociación se termina. Sin acuerdo. Es decir, que teóricamente eso es un fracaso, y un problema terrible para el futuro de muchas familias.

¿Cuál es la actitud de los que enviaron a ese negociador que volvió con la negociación rota? ¿Cara de circunstancias? ¿Preocupación? ¿Búsqueda de otras opciones? No; la actitud es esta. Aplaudir como si hubiera cortado dos orejas en una corrida. Y entonces el tipo se envalentona. Sabe que el gobierno elegido por los españoles, o los sindicatos que defienden los derechos laborales de la inmensa mayoría, no importan frente a quienes tienen la sartén por el mango. Así que da la receta: negociar “sin líneas rojas”. O sea, que no hay nada sagrado y haréis lo que me salga a mí del escroto, y si se me pone entre huevo y huevo desmantelar la Seguridad Social, firmáis, que eso es negociar. Lo de borrar las líneas rojas no se refiere, claro, a que discutamos sobre nacionalizar beneficios, por ejemplo. Ahí no hay una línea, hay una alambrada de espino.

Por otra parte, se supone que los empresarios las están pasando canutas, que no hay dinero, no hay negocio, no hay créditos, nadie los ayuda, están sufriendo y se están destruyendo empresas, se están viniendo abajo proyectos, es una tragedia, son los primeros afectados por la crisis, son los primeros que necesitan desesperadamente soluciones, y están dispuestos a arrimar el hombro, los pobres, sólo para sobrevivir y sólo para mantener los puestos de trabajo y no echar a nadie a la calle. ¿No era así lo que nos habían contado? Entonces…

¿Qué cojones es lo que aplauden? ¿Qué celebran? ¿Por qué están contentos? ¿Por qué hacen como si este tipo lo hubiera hecho bien rompiendo las negociaciones?

¿De qué se ríen? O mejor dicho, ¿de quién?

Gabilondo, otra vegada

1 01UTC julio 01UTC 2009

Por Escolar entérome de que Iñaki Gabilondo dixo esto:

Yo estuve muchos años convencido de que había que dialogar con ETA. Apoyé todos los intentos y aproximaciones que se hicieron desde Suárez hasta González, hasta Aznar, hasta Zapatero. Pero, como todos ellos, estoy escarmentado y sin posibilidad alguna de recuperación. Los que decían que con ETA sólo había Policía y Justicia tenían razón. Los equivocados éramos nosotros. Para que quede claro: Aznar tenía razón y yo no. La solución de ETA está, pues, en la Policía, en los jueces, y sobre todo, en que la izquierda abertzale se ponga de pie y le diga a ETA que abandone definitivamente las armas. Sólo después podremos hablar de detalles técnicos y entonces el Estado podrá ser incluso generoso.

Ablucante. Increíble.

De mano, nun toi d’alcuerdu con Gabilondo, nin de lloñe. Pero eso ye lo de menos.

La prósima vez que daquién ponga verde a esti home, quiero que me diga otru exemplu de periodista que faiga daqué semeyo.

Lo dicho: yo cuido que nun tien razón. Pero quítome’l sombreru.

Nun son desactamente disculpes, pero ye almitir un erru, d’una manera que tien que puntuar. Asina que’l marcaor queda:

Zapatero 3, Iñaki Gabilondo 2, Rajoy 1, Ana Mato 1, Fernando Sánchez-Dragó 1, Juande Ramos 1, Juan Fernando López Aguilar 1, Juan José Ibarretxe 1.

Juande Ramos, qué penita

23 23UTC abril 23UTC 2009

No conocía a ese asno llamado Pepe. Pero después de oir a Juande Ramos explicar cómo las coces no iban dirigidas sino al aire (supongo que también el pellizco, el rodillazo, el pisotón, el otro pisotón y el puñetazo también iban al aire) me parece que aquella vez que habló con juicio fue un espejismo. Será la camiseta esa, que transforma a la gente, no lo sé.

Coherencia y disculpas

27 27UTC enero 27UTC 2009

Me parece que muchos problemas se solucionarían fácilmente si nos esforzáramos por ser coherentes. Casi es una perogrullada, porque la coherencia y la justicia van de la mano. Evitar hacer afirmaciones de las que uno tenga que desdecirse está bastante cerca de no hacer a los demás lo que no quiero que me hagan a mí.

Me acuerdo de la coherencia cuando leo las delirantes declaraciones de un arzobispo (casi da igual cuál sea, son todos campeones en esta categoría) en relación con el mal llamado bus ateo. Es algo tan histriónico que no merece la pena comentarlo. Pero es un ejemplo palmario de incoherencia y contradicción.

Es también gracioso comprobar cómo un alto cargo de una administración autonómica, en cuyas manos está la vida de miles de ciudadanos, puede decir un día esto (las negritas son mías):

el hecho de que no haya podido probarse” relación entre la aplicación de sedantes y las muertes de pacientes en el Hospital Severo Ochoa ni se hayan encontrado responsabilidades penales “es evidente que no excluye el que hubiera unas prácticas que no debían haberse llevado a cabo en las Urgencias de Leganés”.

y más tarde esto otro:

Güemes ha agregado que las únicas acusaciones las ha hecho el diario, que ha acusado “falsamente” al Gobierno de Esperanza Aguirre de una trama de espionaje y después ha acudido a la Fiscalía y “ha reconocido no tener ninguna prueba y encima tienen la desfachatez de decir que no han acusado al Gobierno regional”.

Ha insistido en que no hay ninguna prueba de que se haya hecho espionaje, por lo que ha reiterado que se trata de una “gran mentira que está rayando ya con el ridículo”.

El autor de una de las frases estrella de las últimas décadas (que no se puede probar no significa que no exista) no está solo en esta peculiar inversión. Otros brillantes correligionarios suyos dicen, sobre la trama de espionaje en la Comunidad, cosas con tanto sentido como estas:

dijo que quien siga manteniendo estas afirmaciones las tendrá que “probar y acreditar” y, si no, tendrá que rectificar, porque, de no hacerlo, será llevado ante la Justicia.

Asimismo, manifestó que España es un Estado de Derecho, lo que quiere decir que “la inocencia no se tiene que probar”, dado que se presume. “Quien tiene la carga de la prueba es el que acusa. Quienes nos acusan de delitos muy graves tendrán que poner las pruebas ante los jueces”, apostilló.

Claro y diáfano como el agua. Esa es la actitud que debe mostrar un presidente de comunidad autónoma. Me habría parecido procedente esa lección sobre fundamentos del Derecho en otras ocasiones. Por ejemplo, durante la legislatura pasada, esa que el PP dedicó a hacer una absurda, malintencionada y antidemocrática campaña electoral para las elecciones previas, que ya habían perdido (pero no se enteraron hasta cuatro años después).

Y hablando de esto tengo que dar un punto a Rajoy. A mí, personalmente, no me hizo la menor gracia el reportaje aquel de las ministras de Vogue, por lo que tenía de pijo y de superfashion. El reportaje famoso de Soraya Sáenz de Santamaría no me pareció especialmente mal (quizás porque en él se fardaba menos de ropa). En cualquier caso, Rajoy primero dijo cosas como:

Los ministros y las ministras lo que tienen que hacer es gobernar. […] A lo largo de estos meses hemos visto muchos gestos. Y de los gestos hemos pasado, lisa y llanamente, al ridículo. […]

Me parece un acontecimiento lamentable, absolutamente fuera de lugar, muy poco serio y, sobre todo, que revela cómo se toma las cosas el Gobierno.[…]

Con los problemas habidos este verano, con la crisis del petróleo, si al final la gran noticia del verano es el posado de las señoras ministras, pues viva la libertad, el equilibrio , la sensatez, la lógica y el sentido común.

Además, el Grupo Parlamentario Popular se planteó pedir una comparecencia de las ministras en el Congreso, en términos no menos duros.

Ahora, con motivo del famoso posado de Soraya, que a fe mía que llega en una coyuntura de crisis bastante mayor, dice Rajoy que las críticas se deben a que:

en España hemos avanzado mucho en tolerancia y respeto a los demás, pero todavía no lo suficiente. […]

Soraya hay que juzgarla por su actividad política. En respeto y tolerancia aún nos queda un largo trecho que recorrer.

No muy coherente, que digamos. Pero al menos… al menos dice esto otro sobre las críticas al reportaje de Vogue:

no las debíamos haber hecho

Es muy, muy, muy poca cosa para la contradicción en que ha incurrido. Pero dado el panorama, me parece un gesto tan inusual que me lo voy a tomar como una disculpa. Así que Rajoy entra en la lista de gente que pide disculpas por un error:

Zapatero 3, Rajoy 1, Ana Mato 1, Iñaki Gabilondo 1, Fernando Sánchez-Dragó 1, Juande Ramos 1, Juan Fernando López Aguilar 1, Juan José Ibarretxe 1.

Pocas disculpas para tantos y tan graves motivos, pero algo es algo. Quizás Rouco algún día se anime (supongo que sí, porque es lo que predica para todo el mundo, que pida perdón ya desde su nacimiento porque nacemos todos con la culpa puesta).

Disculpes de Mato

2 02UTC marzo 02UTC 2008

Ana Mato quedó como una llista cuandu dixo que los gua.hes andaluces yeren analfabetos. Sé que ye verdá porque la oyí. La periodista díxo-y que eso diba sentar mal y ella dixo: Pero ye que ye verdá. Vamos, que nel momentu nun-y dio más insistir (¿ún del PP rectificando? Enxamás). Lluéu, por embargu, pidió disculpes. Ye lo de siempres: porque-y convién, cola boca pequeña, y de mentira. Pero tamién yera mentira lo que dixo primero y tampoco lo creyía ni ella, y tal como ta’l patiu, tolo que seya pedir disculpes cuenta. Asina que: ZP 3, Ana Mato 1, Iñaki Gabilondo 1, Fernando Sánchez-Dragó 1, Juande Ramos 1, Juan Fernando López Aguilar 1, Juan José Ibarretxe 1.

Más disculpes

28 28UTC diciembre 28UTC 2007

Nun sé si perdí dalgún capítulu de lo que yo mesmo escribo, pero tengo que rescatar l’escalafón de disculpes. Zapatero diz que foi un erru decir que la paz taba más cerca (con esos collacios de viaxe, cómo diba algamase la paz) y tamién dar una fecha pa que aportara’l AVE a Barcelona.

El marcador va ZP 3, Iñaki Gabilondo 1, Fernando Sánchez-Dragó 1, Juande Ramos 1, Juan Fernando López Aguilar 1, Juan José Ibarretxe 1.