Archive for the ‘Semeyes’ Category

Ratones

26 26+00:00 febrero 26+00:00 2020

El otro día vi en Verne un artículo sobre una foto de Sam Rowley que ganó el premio del público de los Wildlife Photographer of the Year. Son dos ratones en una estación de metro de Londres, peleándose como boxeadores. La reproduzco aquí porque entiendo que es lícito bajo la licencia con la que se publican las fotos de NHM.

Inciden mucho en cómo consiguió Rowley fotografiar cómo funciona la vida salvaje en entornos urbanos. Y cómo estamos conectados con la naturaleza sin saberlo, y demás.

Pero yo en la foto veo otras cosas antes que eso.

Veo dos animales pequeñitos en un entorno tan absolutamente fuera de su comprensión que asusta. Hay tecnología para haber creado un mundo, inmenso, bajo tierra. Para haber forrado las paredes de cemento, para haber creado luz de la nada, para haber puesto unos aparatos metálicos inmensos que recorren distancias enormes. En el metro de Londres hay tecnología que hace solo un par de siglos habría sido pura brujería para los seres humanos; maravillas que exceden absolutamente lo que un ratón puede siquiera intuir. Están en el medio de algo que les es ajeno y no pueden apenas empezar a percibir. Solo en el pavimento del suelo que pisan con sus patitas hay miles de años de ciencia y técnica condensados.

La foto es muy buena porque refleja precisamente esto. Los ratones están relativamente enfocados. Pero hay un universo desenfocado y lejano, y otros artilugios más cercanos que son nítidos pero siguen estando fuera del mundo de los ratones, casi mirándolos desde arriba.

Y en medio de ese universo, ¿qué hacen los ratones? ¿Levantar la vista? ¿Observar atónitos? ¿Intentar entender mínimamente eso que les rodea?

No; se pelean con sus ridículos puñitos por una migaja.

Dos ratones minúsculos, solitarios, observados por un mundo que les excede en todas las dimensiones posibles, dedican sus energías a pegarse por un trocito de basura.

Si eso no es el ser humano, no sé qué otra cosa puede ser.

Y sí, luego está eso que dicen de ver animalitos viviendo en la ciudad. Pero me parece una lectura muy literal y muy poco interesante frente a la fuerza de esa imagen.

Wall-E y Eva

30 30+00:00 mayo 30+00:00 2013

Cuando lo vea, me va a matar. Pero es que no lo puedo evitar, ahí está la historia completa. Qué gran película, por cierto.

Wall-E y Eva

Una esposición que merez la pena

19 19+00:00 noviembre 19+00:00 2007

Estos días, a ratinos de la parada pal café (yo nun bebo café, pero la pausa fáigola de xemes en cuandu) toi aprovechando pa ver, “por parroquies”, una esposición que hai na sala del Banco Herrero, en Suárez de la Riva 4, Uviéu. Llámase Recorridos y amuesen semeyes de una tal Fundación Colectania, concretamente de Paco Gómez, Helena Almeida, Chema Madoz, Carlos Pérez Siquier, Miguel Trillo y Xavier Ribas.

Tovía nun acabé de vela, pero pueo decir que si nun te gustan los museos, vaigas a ver esta esposición. Ye pequeña, nun vas aburrite, y hai imáxenes que dicen milenta coses.

La sobredosis de ciudá de Xavier Ribas, lo cutre y lo kitsch de Carlos Pérez Siquier, la mirada maxistral de Paco Gómez, y sobre too, el inxeniu visual de Chema Madoz, que me dexó ablucáu.

Cuandu ves un cuadru que de lloñe paez una pintura abstracta de estes de un puñáu de rectángulos blancos y prietos, y cuandu te averes ves que ye una semeya que nun tien nada de abstracto, ye que ehí hai algo, una manera de ver les coses. Hai atención, hay una mirada que te presenta una simple escalera, o un perru na cai, o un pie, comu si tuvieres rodiáu d’arte. Y ye asina: el arte ta nos güeyos, non nes coses.

Ye una pena que la páxina de la Fundación Colectania nun funcione, pero bueno, dígote yo que merez la pena ver esta esposición. De xuru que pagaste munches perres por ver mierdes feches en Hollywood, y equí vas ver arte del buenu, gratis.