El triunfo de la razón

1 01UTC junio 01UTC 2017

De verdad que no doy abasto.

El niño muerto

Italia investiga por homicidio a los padres del niño que murió de una otitis tratada sólo con homeopatía. Esto ya lo comenté por aquí, pero es que la cosa da para mucho más.

Dice el periodista: “Mecozzi les recetó una terapia a base de preparados homeopáticos que ha resultado ser insuficiente.” ¿Qué? ¿Qué coño dice? ¿”Que ha resultado ser insuficiente?” Lo firma una tal Soraya Melguizo. Lo plantea como si el médico le hubiera recetado radioterapia a un enfermo de cáncer y mira qué mala suerte, que no bastó. “Ha resultado ser insuficiente”, dice. Qué sorpresa.

Soraya insiste en usar el término “médico homeópata”. Pero la cosa es peor. Lee esto y pásmate:

La ministra de Sanidad de Italia, Beatrice Lorenzini [por cierto, es Lorenzin], ha recordado en una entrevista al diario La Repubblica que la homeopatía “es una opción” pero “nadie puede decir que sustituye la medicina tradicional”. “Existen límites objetivos, a parte [sic, Soraya] del hecho de que gran parte de la medicina tradicional no la reconoce”, añade. “Invito a todos a no ser extremistas. Es necesario tener sentido común”.

¿Se puede tolerar que una ministra de sanidad hable así? ¿Se puede consentir que sea ella la que pida sentido común? ¿Pero qué coño significa “no ser extremistas”? ¿Una opción? ¿Gran parte de la medicina “tradicional”? ¿Pero lo has leído bien?

Espera, que hay más. El médico oculista (espero que sea así, oculista, y no ocultista) Paolo Maria Battistini, presidente del Colegio de Médicos de la provincia de Pesaro, dice que “No creo que haya transgredido ningún código deontológico pero deberá ser la magistratura quien decida sobre este trágico suceso”. ¿Que no ha transgredido ningún código deontológico? ¿”Trágico suceso”, como si hubiera caído una granizada imprevista? Y luego añade que el homicida “nunca quiso inscribirse al elenco de médicos que practican la medicina no convencional como la homeopatía”. ¿Elenco? ¿Médicos? ¿Medicina no convencional? De verdad que no me puedo creer lo que leo. Lo que dice un indeseable llamado Gionvanni Gorga prefiero ni repetirlo. Léelo tú mismo.

Ha muerto un niño. Y es como si nada. No solo no ruedan cabezas, sino que todos los que tenían que estar escondiéndose avergonzados andan por ahí como si nada. Lo mismo que en España, vamos.

El católico practicante

Adela Montes de Oca es hija biológica de José María Ruiz-Mateos

Este es el católico fundamentalista, el opusino, el modelo para la sociedad, el señor decente que daba lecciones de moral con su escapulario. No solo era ladrón y estafador a gran escala; es que ni siquiera su devoción monógama y procreadora era auténtica. Al final, encima era un adúltero. Qué sorpresa más grande. A ver si va a resultar que en las filas del fundamentalismo hay criptoadúlteros, criptoputeros y criptogays. No lo puedo creer.

El centro de investigación

Olivia Newton-John cancela su gira por una metástasis del cáncer

Olivia ya tuvo cáncer hace años, del que salió relativamente bien parada. Y al parecer hay un centro de investigación del cáncer en Melbourne que lleva su nombre.

Y hablando con los médicos de ese avanzado centro de investigación… ha decidido que va a someterse a un ciclo corto de radiación y a terapias naturales. Después de hablar, concreta más adelante el periodista, con los “doctores y médicos naturistas” de ese centro.

¿De verdad en un centro de investigación contra el cáncer hay unos tipos que dicen ser “médicos naturistas”? ¿De verdad les pagan? ¿De verdad investigan y recetan? ¿De verdad les hacen caso los pacientes?

La pensadora premiada

Karen Armstrong, pensadora de la religión, gana el Princesa de Asturias [de Ciencias Sociales]

Piensa en cuál sería la mayor aportación que alguien podría hacer hoy en día a las ciencias sociales (si existe tal cosa). Yo creo que sería la aportación que permitiera a los seres humanos afrontar la vida, disfrutarla y manejarla, de manera adulta, aun con el conocimiento de que van a morir. El pensador que consiga ayudarnos a encajar de manera serena la idea de la muerte, sin tragedia ni miedo, y eliminar de la humanidad el cúmulo de patologías que representa el no saber qué hacer con la idea de que vamos a morirnos.

Pero mi criterio no es relevante, claro. Soy un donnadie. El jurado de estos premios ha decidido que la mayor aportación a las ciencias sociales la ha hecho una ex-monja que escribe libros defendiendo la religión. Que dice haber demostrado (¿¡!?) que las religiones monoteístas no han sido particularmente violentas. Que dice que eso de la religión como concepto separado es nuevo, que antes la religión impregnaba todos los aspectos de la vida (no sé si quiere decir que era mejor o peor). Que cuando afirma que en Europa el fervor religioso disminuye, y en el resto del mundo aumenta, llama a Europa “cada vez más encantadoramente anticuada en su secularismo” (lo anticuado para ella es ser laico…). Que dice que “los seres humanos tienen que encontrar algún sentido último y valor en sus vidas o caen muy fácilmente en la desesperación”.

Esta señora, en vez de hacer alguna aportación para que la gente sea consciente del sentido y del valor de sus vidas, asume que tal cosa no existe, y por eso hay que distraerlos con algo externo. Para que no se desesperen. Esa es su gran aportación.

El fiscal “cojonudo”

El jefe de Anticorrupción es copropietario de una sociedad en Panamá

No basta con que, con  más o menos descaro, esté al servicio de una presunta organización criminal. No basta con que sea el fiscal preferido de los cacos. Es que el tío tiene una sociedad en Panamá para evitar pagar impuestos. Finalmente ha dimitido, pero no tenía intención ninguna, y el gobierno estaba feliz con él, no tenía nada que recriminarle (ni Celia Villalobos tampoco, que confunde la pobreza con la honradez).

El fiscal jefe.

Anticorrupción.

An-ti-co-rrup-ción.

Lee sobre el tema e intenta no vomitar con las declaraciones de unos y otros.

A mí me funciona

29 29UTC mayo 29UTC 2017

Investigan por homicidio involuntario al médico y a los padres del niño muerto por una otitis en Italia

¿Investigar? Espero que la investigación sea rápida.

Vamos a suponer que el sujeto en cuestión sea realmente médico. Médico titulado.

De los padres de un niño se puede aceptar que sean gilipollas. Han confiado en un médico, les ha dicho gilipolleces, y se las han creído. Siendo benévolos, podemos llegar a aceptar que ellos asuman el parecer de un médico, por estúpido que sea. Así que se podría pensar que son inocentes, porque han hecho lo exigible por curar al niño: llevarlo a un médico y preguntarle qué hacer.

Pero de un médico no se puede aceptar que sea gilipollas. Un médico que cree en la homeopatía es culpable de negligencia profesional, de pobreza intelectual dolosa. Es una culpa que no cabe achacar a ningún sistema educativo deficiente, ni a ningún tercero. Si eres médico, asumes una responsabilidad activa en lo que haces. Puedes equivocarte en tus ideas, puedes cometer errores aplicando ideas correctas, puedes hacer muchas cosas que no considero punibles (la medicina es una disciplina difícil).

Pero esto no está entre ellas. Si tratas a tus pacientes con homeopatía, eres totalmente culpable de lo que les ocurra. Si crees en el “a mí me funciona”, es que desprecias la ciencia (que se inventó, ni más ni menos, para evitar el “a mí me funciona”) hasta tal punto que eres un farsante, y por ello la muerte de ese niño es directamente culpa tuya.

Así que espero que terminen rápido la investigación y lo condenen por homicidio involuntario.

Litizia

28 28UTC mayo 28UTC 2017

Hay erratas que tienen su gracia, sin más. Sobre todo en un entorno de pijerío.

 

La energía del futuro (II)

23 23UTC mayo 23UTC 2017

Parece ser que la central nuclear de Ascó acaba de tener un problemilla.

Con Fukushima aprendimos, se demostró, una cosa: que da igual si queremos o no, una central nuclear no se puede parar. No se puede apagar sin más. Nunca. No digo que “no se deba” parar; digo que aunque se pare, ella sigue funcionando. Nunca está parada del todo, como cuando desenchufamos un aparato.

Ascó está “parada”, dicen, en su programa de parada de recarga y en curso las maniobras de descarga del combustible.

Entonces, a eso de las dos de la mañana, ha caído agua sobre los interruptores de una barra de alimentación eléctrica. Y eso ha provocado un incendio. Al durar más de 10 minutos, han activado la “Organización de Respuesta ante Emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)”, sea eso lo que sea.

Como consecuencia de ese incendio, se ha perdido el suministro eléctrico normal. Este es el mismo problema que tuvo Fukushima. No ha hecho falta un maremoto imprevisible en una zona de maremotos; ha bastado agua en unos interruptores (Ascó está a 30 km del mar en línea recta).

El curso de los acontecimientos ha sido que, a continuación, a diferencia de Fukushima, ha entrado en funcionamiento el generador diesel de emergencia. Así que, dicen felices, la refrigeración de la planta está garantizada y no hay riesgo de emisión radiactiva.

A las tres y media “se ha desclasificado la alerta de emergencia”; aunque continúan en situación de “prealerta” porque sigue sin suministro eléctrico exterior.

Este es un incidente de nivel 0 en la escala INES. Aquí no ha pasado nada, circulen, diría el típico agente de las películas. Pero lo cierto es que si ese generador de emergencia no funcionase, el problema empezaría a ser un poco más gordo.

Hay muchas circunstancias diferentes, claro, pero en lo que se refiere a tecnología, lo que separa Ascó de Fukushima es un motor diesel que ha funcionado.

¿Confías plenamente en que los técnicos son perfectamente capaces de algo tan sencillo como tener en funcionamiento unos generadores diesel? Haces bien, seguro que es así y estoy convencido de que esos técnicos son la repanocha (en  serio). Pero yo confiaba en que fueran perfectamente capaces de mantener el agua alejada de unos interruptores eléctricos que pueden provocar un puto corte de alimentación eléctrica exterior a una central nuclear.

El problema es que los accidentes ocurren.

The revenant (II)

23 23UTC mayo 23UTC 2017

El domingo dio todavía un poco más de sí. Una cosa que esperaba con interés (y un poco de mala baba) era el Twitter de María Antonia Trujillo.

Cuando fumigaron a pdr snchz, Trujillo se me reveló como una lengua viperina, divertidísima y bastante directa, y soltó algunas de las perlas definitivas enTwitter:

  • Un golpe de estado más en esta España democrática. Sinvergüenzas.
  • La mayoría de los dimitidos son irrelevantes y desconocidos. Son unos mandados de sus federaciones
  • No os preocupéis: si se necesitan dos dimisiones más, ya están preparadas x la camada de los desleales a @sanchezcastejon
  • Pero si @AntonioMiguelC perdió las municipales de Madrid y no se fue. Ahí está enmachito con coche oficial

Y la mejor de todas, de la que se hicieron eco muchos medios:

  • Anda que si yo estuviera en la ejecutiva me iba a mandar la gusanita o los barones

Pues el domingo era parte de la película, y no me decepcionó. Tras los datos del recuento empezó sus reflexiones:

  •  Eso de que “a partir de ahora a remar juntos” no convence. A buscar trabajo los q no lo tienen fuera de la política
  • .@elpais_espana Deseando leer el editorial y escuchar a los #Barones/Varones [pensó lo mismo que yo, esperaba el editorial de El País]
  • Ahora todos a reconstruir, a remar juntos, a ayudar… O sea, a no dar golpe y a vivir de la polïtica. Anda ya…
  • Bien x la dimisón de #antoniohernando ahora que deje el escaño por dignidad ¿Cómo pagará ahora la hipoteca?
  • Ahora sólo nos falta ser un poquito socialistas, aunque sea sólo un poquito, girar a la izquierda
  • Éste es el nivelazo… [refiriéndose al tweet de otro twitero memorable, por razones muy distintas: Mariano Rajoy, que puso… “Felicito al @realmadrid y a toda la afición madridista por la 33ª Liga. Un título deseado y merecido. Magnífica temporada. MR” El colmo ya fue cuando dijo que no había llamado snchz “para no molestar”. Sin comentarios.]
  • Nadie se va… A arrimar el hombro hasta el próximo navajazo

No sé si está acertada, pero es divertida. Yo me reí muchísimo. Repartió estopa a diestro y siniestro. Vaya peligro tiene.

 

 

 

 

The revenant

22 22UTC mayo 22UTC 2017

Los domingos por la noche no suele haber mucho interesante en la tele. Y me da pereza sentarme a ver películas o cosas así. Solo pretendo pasar el rato. Y ayer pasé un rato buenísimo.

Como digo siempre, en la alta política está la gente que tiene ciertas cualidades. Es muy difícil que llegue allí una persona que no las tenga. Por tanto, no esperes nada que se salga de ese perfil.

Yo no espero nada especial de pdr snchz. Pero dejando aparte programas políticos, motivos personales, intenciones más o menos aviesas y ambiciones más o menos confesables, en toda esta historia hay algunos hechos objetivos.

Que a snchz lo pusieron ahí en principio como un muñeco para parar a Madina; querían usarlo como fungible, pero él no quiso. Decidieron que él se comería la mierda de dejar gobernar a Rajoy, para que luego pagase el pato, cargárselo y poner a la elegida. Al final, el tipo no cedió, lo defenestraron por las malas, y todo el mundo pudo verlo. Supusieron que daba igual, que ya se enfriaría la gente, pero el tipo plantó batalla, la gente no olvidó, y aunque sus defenestradores tenían absolutamente todos los medios a su favor, resultó que snchz le dio la vuelta a la tortilla. Ganó democráticamente (aunque eso en el PSOE no augura un gran futuro a nadie).

Otro hecho objetivo es que, para que snchz ganara sin ninguna capacidad mediática ni aparática, solo ha tenido una cosa a su favor: la memoria de la gente. Poca gente votó al PSOE en esas elecciones repetidas, cada vez menos; pero los pocos que votaron se encontraron con que sin saberlo estaban votando a rjy. Y dijeron: “o sea, que ¿somos fieles a unos principios, votamos contra viento y marea porque somos de izquierdas pero no de Podemos, y nos pagan así?” Tampoco les pareció aceptable el esperpento de ambición y de intriga descarada y sinvergüenza que se vio contra snchz, y esa indignación llegó hasta ayer.

Lo único que protege la democracia frente a la maldad es la memoria. Sin memoria, los chorizos y los sinvergüenzas y aun los asesinos se pasean impunes, a sus anchas, como ocurre constantemente en la maltrecha democracia española. Que un grupo de personas, en alguna parte de este bendito país nuestro, tenga memoria y diga: “no, no tolero este abuso”, es de agradecer. Es un rayo de esperanza después de tantos años de mierda.

En resumen: snchz ha dicho “si esperáis que yo me coma ese marrón vais listos”. Ha jugado sus cartas, ha pasado la travesía del desierto, y al final los que se han comido el marrón de ayudar a rjy son ssn y la gestora, y él llega, al menos, limpio de eso ante su electorado. La treta no les ha salido; le ha salido a él.

Así que yo ayer estaba con mis palomitas esperando a ver la cara de ssn dz. Tardé en verla, durante unos momentos se ponía en duda que saliera (sería el colmo que se escondiera, pero no sería extraño cuando lleva tanto tiempo haciéndolo). Pero salió, y la vi. Y no me defraudó en lo más mínimo. Vaya cara, vaya discurso. Me reí muchísimo, disfruté como hacía tiempo que no disfrutaba con la política. Perdón, ¿he dicho política? Quería decir justicia.

Otra cosa que quería ver era el editorial de El País, ese periódico que toma a los lectores por imbéciles (en esto no es original) y los adoctrina y les dice lo que tienen que pensar (y en esto tampoco es original, pero otros periódicos van dirigidos a reafirmar opiniones y mantener a la gente en su limbo, pero es que El País intenta la cuadratura del círculo: intenta escorar a sus presuntos lectores para que se conviertan en otra cosa).

Primero vi el de El Mundo, que salió en la misma noche electoral. No me decepcionó; tomaba partido de forma obvia, y dejaba caer un bofetón aquí y otro allá; repartiendo culpas de manera harto curiosa. También me reí mucho con la parodia.

Las primarias dejan un PSOE roto que Sánchez deberá unificar

O sea, que el tipo gana, los militantes mandan, pero son ellos los que tienen que adaptarse. Pero hay más cosas graciosas. Como cuando en el segundo párrafo (ya digo yo que esperaron) consiguen meter, en una sola frase, las palabras “populista”, “asamblea”, “izquierda radical”. O como cuando ponen en negrita: “La oposición más constructiva y útil para España no pasa por el rechazo absoluto al Partido Popular, sino por consensuar con las fuerzas constitucionalistas las reformas de Estado”. O sea, que de rechazo al choriceo, nada, que eso es malísimo; déjanos que sigamos con lo nuestro, que si no lo vas a lamentar. O como cuando acto seguido dicen “que apuntalen los logros de la política actual económica”. ¡Logros! ¡Política económica! ¡Ay, que me parto!

No pierden ocasión de cerrar el editorial con un mensaje… ¿subliminal? Termina así, aprovechando para ponerlo como un inútil y que no se nos olvide: “Su principal objetivo será devolver al PSOE la relevancia política y social que llegó a mínimos históricos durante su anterior mandato al frente del partido.”

Pero me decepcionó menos aún el de El País. El periódico amigo no usa medias tintas como El Mundo (y mira que es fácil ser más sutil o más ingenioso que El Mundo, pero así está el listón); van directos a la yugular, y certifican la hecatombe, el desastre, el hundimiento. Estos dan estopa de principio a fin:

El ‘Brexit’ del PSOE

Ahí sí que me lo pasé bien. Dicen derrotas electorales, divisiones internas, vaivenes ideológicos, preocupación… Dicen que “la emoción y la indignación ciega se han contrapuesto exitosamente a la razón, los argumentos y el contraste de los hechos”. Hablan de demagogia, medias o falsas verdades, promesas de imposible cumplimiento. Llaman a lo de ayer “momento populista”.

Enteraos, militantes del PSOE: sois gilipollas, estúpidos, lerdos. No tenéis ni idea. Los cimientos del país no son la justicia o la coherencia, sino la impunidad. Si elegís a snchz es por demagogia y populismo, snchz es nuestro Trump. No entendéis la razón, los argumentos y el contraste de los hechos. Lo ha dicho El País.

Bueno, lo dicho. No creo que nada de esto traiga grandes soluciones; simplemente, ha sido un entretenimiento impagable, mucho mejor que cualquier película.

 

La energía del futuro

17 17UTC mayo 17UTC 2017

Ya sabrás que esas energías llamadas renovables son un timo. Que solo funcionan gracias a las subvenciones, que no sirven para nada en la práctica, que todo es fraude.

Sí, lo oirás repetir machaconamente. Y todo eso de que no sirven, además, porque no se puede controlar la producción, sino que dependes de circunstancias climáticas. Nuestro gobierno, ese de los capaces y los sabios, se cargó las energías renovables, las saboteó, destruyó la ventaja que España tenía en el sector, en un santiamén. Cuando los ministros incorruptibles e inteligentes como Soria se ponen a ello, no se les pone nada por delante.

Oirás también machaconamente que es la energía nuclear la única salvación posible: que no genera CO2, no contamina, es increíblemente productiva…

Aquí hace ya tiempo que puse en duda todas esas monsergas: hoy en día se hace productivo lo que se quiere, simplemente eligiendo la forma de contabilizar beneficios y pérdidas.

Bueno, pues resulta que ni siquiera así. Incluso con los aberrantes parámetros de las propias eléctricas, he ido viendo las últimas semanas estas historias curiosísimas (ya, ya sé que sin duda todo esto es una campaña interesada, pero les tomo la palabra de todos modos):

Galán anuncia que Iberdrola quiere cerrar la central nuclear de Garoña (31/03/2017)

El presidente de la eléctrica asegura que “no es rentable” y está a la espera de llegar a un acuerdo con Endesa, su socio en Nuclenor. […] Galán ha hecho extensiva esta baja rentabilidad a todas las nucleares agrupadas en Iberdrola Generación Nuclear […]

Una carga de profundidad (31/03/2017)

Iberdrola culpa a los impuestos de las pérdidas que registran las centrales nucleares […] ¿Qué hacemos con los residuos? Es la clave en el sector nuclear. No se ha conseguido una solución definitiva para gestionar los desechos de las centrales, que mantienen su peligrosidad durante miles de años. Y gestionar el combustible gastado —y los residuos que se generan cuando se desmantela una central— cuesta mucho dinero. Una empresa pública, Enresa, se encarga en España de la basura radiactiva. Se financia con cuatro tasas que pagan los propietarios de las centrales, las tres grandes compañías eléctricas. Pero lo ingresado con esas tasas no es suficiente. [….] Y la consecuencia sería que “generaciones futuras” tendrán que asumir “parte de los costes derivados de la clausura y desmantelamiento” de las centrales. Y no sus propietarias.

Iberdrola y Endesa chocan en Garoña y dejan en el aire el futuro de las nucleares (27/04/2017)

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, aseguró en Junta de Accionistas que la central nunca se iba a reabrir porque no es viable, al igual según sus cálculos que el resto del parque nuclear. La eléctrica ha mostrado así al Gobierno su intención de cerrar todas sus centrales si no se produce una reducción de la fiscalidad que soportan.

Iberdrola acumula 1.000 millones de pérdidas en nucleares en cuatro años (07/05/2017)

Iberdrola Generación Nuclear, la filial que agrupa los intereses nucleares del grupo energético, registró unas pérdidas de 309,3 millones de euros en el ejercicio 2016, con lo que acumula unos ‘números rojos’ de 1.075 millones de euros desde 2013.

Es todo muy interesante. Resulta que estos señores están pagando la gestión de residuos por debajo de su precio de coste; coste que pretenden endosar, y endosarán, a generaciones futuras (como ya dije en mi pobre artículo). Un coste formidable que evidentemente no entra en sus cuentas de resultados. Intenta tú actuar de forma análoga con tu banco o con cualquier proveedor o acreedor, verás qué poco tardas en ir a la cárcel.

A la vez, pese al poder ilimitado de la energía nuclear, pese a ser tan infinitamente mejor que las demás formas de generación… resulta que depende totalmente de algo tan pedestre como un mero régimen fiscal. Unos pocos impuestos más o menos, y el poder omnímodo del átomo se desvanece y ya no es rentable.

Perdonen, amigos nucleares. A pesar de estar pero que muy subvencionados de manera encubierta, insisten ustedes en que se los subvencione más, perdonándoles impuestos. ¿Pueden las renovables jugar con esas mismas reglas? ¿Tienen derecho a pedir no ya que no se les quiten las subvenciones, sino que se les aumenten respecto a la situación anterior? ¿No se les cae la cara de vergüenza, entonces, cuando hacen sus comparaciones y miran a las renovables por encima del hombro?

Porque déjenme que señale una cosa: las instalaciones de energías renovables tienen su coste medioambiental, pero no es nada comparado con lo que plantea cualquier central nuclear. La gestión de residuos de una planta de aerogeneración tiene que ser verdaderamente de risa frente a algo para lo que ni siquiera tienen ustedes (ni nadie) una solución válida. El desmantelamiento de cualquiera de esas instalaciones es un simple trabajo de construcción, está inventado y es relativamente sencillo. Si una se estropea, no pasará nada como lo de Fukushima.

Por favor, no vuelvan a sacarnos el cuento de que lo único rentable y viable es la energía nuclear. No nos tomen más el pelo.

 

Salvador Sobral

15 15UTC mayo 15UTC 2017

Salvador Sobral es la nueva sensación musical del momento. Varias personas que admiro lo alaban y ponen vídeos suyos en sus facebooks.

Yo no quiero ser aguafiestas, pero voy a ir por partes.

Lo primero: aborrezco y desprecio todo tipo de concursos. Y bastante arriba en la pirámide de mi desprecio, junto con los Oscars más o menos, está Eurovisión.

Lo segundo, y a pesar de lo anterior: hay varias cosas de esta edición (que no he visto) que me han gustado. Es una novedad que gane un país como Portugal. Es una novedad que gane sin presentar a una chica mona enfundada en látex que canta pop en inglés con un ventilador en la cara y una coreografía en la que los bailarines hagan algo excéntrico, como malabares con hachas, pasear una serpiente viva o cualquier otra cosa circense. Es una novedad que gane alguien cantando en portugués (debería ser obligatorio que cada país cante en una de sus lenguas oficiales). Ha ganado un tipo que canta sin más, y que salía solo en el escenario. Que tiene el marchamo de “cantante de jazz”. Ese cambio es positivo (dentro de la mierda que es Eurovisión) porque puede abrir la mente (un poquitín) a alguno. Y Sobral no me parece un cantante malo, por así decir. No me disgusta. A raíz de su triunfo he ido a ver alguna otra cosa suya, y he dicho: bueno, vale. No está mal.

Ahora bien: no se me nubla la vista. Desconozco totalmente por qué ha ganado Sobral. No sé cuánto dinero le ha costado a Portugal, o a quien sea, o quién ha decidido que estaba muy repetido lo de las rubias y el latex y que este año había que tomarse un descanso y lo original era la sobriedad y el rollo emo. No creamos que de repente el público, o los dirigentes del público, o los figurantes que hay allí, han visto la luz.

Por cierto, mira lo que presentó Portugal en 2015, y juro que lo anterior lo escribí antes de buscar el vídeo:

Chica mona, látex, ventilador… Canta en portugués, no acerté en todo.

Y otra cosa más: que entre la gandalla Sobral tenga elementos positivos no lo convierte en un artistazo.

No se me olvida su ridícula vestimenta, tan deliberada. Ni sus gestitos y sus monerías; si quisiera ver monerías, vería a Julio Iglesias. No tengo nada en contra de que un artista se exprese como le salga, soy muy abierto al respecto; pero hay cosas que resultan ridículas, o que no me las creo. Eurovisión nos engaña siempre, y creo que Sobral es probable que también nos engañe un poco, o un mucho. Para mi gusto, en su actuación hay mucho de pose. Mucho. Así que sí, ha ganado la música, pero también la pose. La gente rompiendo a gritar y aplaudir cuando acaba cada estrofa… no, no lo entiendo. No trago. No me lo creo.

Luego está la entrevista. El tipo que odia Eurovisión, que no pone la tele… Vamos, que ha llegado ahí sin querer. Hay montones de “artistas” que matarían por llegar (mira el propio Manel Navarro, que llegó gracias a una trampa descarada realizada en la tele pública con dinero público y no cede ni un milímetro; ni antes, haciendo cortes de manga al público, ni después, diciendo que lo ha hecho todo bien y está más que contento). Y Sobral, pobre, ha caído ahí sin querer. Qué novela más bonita.

También dice la entrevista:

El portugués es un cantante de jazz que solo el pasado año publicó su primer disco, Excuse me, que nadie quiso. “Las radios quieren ahora mi música que antes no querían, los auditorios tienen fechas libres que antes no tenían y mi disco está entre los más vendidos”.

Verás, Salvador. Te diré un secreto. Nadie quiere los discos buenos de jazz. Yo he comprado muchos discos de grandes músicos, discos hechos con toda el alma, al final de sus conciertos, en mano, a diez euros, ocho si compras dos o tres. Y no creo que vendan más discos que esos que venden en persona. Son desconocidos. Es muy difícil vender un disco de jazz, aunque sea un gran disco.

Pero el tuyo no lo es. No es un gran disco.

He oído poco, pero por suerte grabaste standards. Los standards tienen una cosa buena: son una forma excelente de oír realmente la voz del intérprete, de saber cómo cuenta la historia. Como la historia es conocida, y uno ya la ha oído en muchas voces, puede comparar y distinguir la nueva.

Tu disco no se vendió porque es de un género difícil de vender, en primer lugar, y porque (creo) no es un gran disco. Me parece de perlas que te guste Chet Baker (¡a quién no!), pero en fin. El parecido entre Chet y tú se acaba en la excentricidad. Y encima la tuya es, me temo, estudiada, por imitación.

Siento ser un tanto duro. Pero lo mismo que me parece una buena noticia (efímera y engañosa, pero buena) que Sobral haya ganado esa peste de concurso, me parece bastante injusto que de repente lo conviertan en un genio. Su malditismo es muy novelable, su hermana compositora también, su aspecto autista y vulnerable… todo eso a la prensa le encanta. Y entonces dicen “cantante de jazz”, y suena un montón de exótico, y lo llaman crooner (lo que hay que oír). Y toda esa gente jaleando a cada momento de manera absurda ayuda. Pero es triste que alguien piense que Portugal no tiene mejores cantantes que ese, que se ha limitado a cantar una canción viejuna con un estilo de abuelita. ¿Chet Baker? Anda ya.

Y como homenaje a Portugal, voy a poner aquí un vídeo de unos portugueses que me gusta desde hace mucho tiempo, cantando otro standard.

Mark Knopfler: my thing

10 10UTC mayo 10UTC 2017

Esta vez tengo poco que comentar: es Mark Knopfler hablando de guitarras y de tocar la guitarra. Dice cosas de principiante, o que un principiante puede entender. Siempre es interesante escuchar, si puedes, a un maestro como este (porque lo único malo, y no es poco, es que las dice en inglés y no hay subtítulos en castellano, que yo sepa, aunque hay algunas otras opciones). Alguien que se ha dedicado al show, pero está hablando de música (no de show), que vive escuchando el sonido (no el show), y a quien le interesa realmente la música (no el show). Alguien que sabe lo que hace y por qué. Podría estar haciendo exhibiciones gimnásticas guitarriles, pero como dice al final del vídeo, “no es su música”.

Teri Thornton

5 05UTC mayo 05UTC 2017

No sé si conoces a Jane Monheit. Es una cantante de jazz, gran cantante, una de las estrellas actuales del género, incluso con cierto éxito comercial. Aquí la he nombrado ya alguna vez. Por poner algún vídeo de ella, pues este mismo:

El caso es que viendo el otro día una cosa de Jane Monheit, recordé haber leído ya muchas veces que muy joven (21 primaveras) había quedado segunda en la Monk Jazz Vocals Competition, y fue en 1998. Y recordé haber leído que otra finalista de aquella edición fue Roberta Gambarini.

Por si te lo preguntas, Roberta Gambarini es esta otra fiera corrupia. Lo que vas a oír aquí, en honor a la verdad, no es una improvisación suya; es un vocalese que consiste en copiar (y poner letra a veces) un solo de un instrumentista. En este caso, nada menos que tres solos seguidos de Sonny Stitt, Dizzy Gillespie y Sonny Rollins, por ese orden. Roberta canta los tres solos, cada uno en su registro. Te aseguro que para cantar esa pesadilla con esta perfección hay que tener una capacidad vocal y un oído musical que no abundan por ahí. Además esta canción es prácticamente un himno personal mío…

(Si quieres oír el tema original y comparar, aquí lo tienes; el 1:05 de Roberta viene a ser el 1:10 de los otros, y en su 2:06 entra el solo de trompeta).

Las dos fueron finalistas. Aquella edición estuvo bien cara de ganar. Y me dije yo: “¿quién ganó? ¿Quién tumbó aquel año a esas dos bestias pardas? ¿Por qué no he oído hablar del ganador?”

Pues fue otra mujer, una tal Teri Thornton. Al parecer cantaba en los 50 y en los 60 desapareció del mapa, retomando la carrera en los 90. Y en el 98, con 64 añitos, dejó en la cuneta a Monheit y a Gambarini y a otras más por el estilo, supongo que diciendo “nenas, sois monas, esos gorgoritos son resultones, tenéis futuro, pero yo tengo pasado y unos ovarios como cocos, así que haceos a un lado y dejad jugar a los mayores”. En el jurado estaban Dee Dee Bridgewater, Nnenna Freelon, Diana Krall, Dianne Reeves y Joe Williams. Si yo tengo que cantar delante de esa gente me meo pero no en el escenario, ya al coger el autobús pa ir al teatro.

La pena es que grabó poca cosa. Ojo, que tiene cosas un poco “disco” que personalmente no me tocan tanto, no te asustes si das con ellas. Pero cuando canta standards… ay, amigo. No creo que encuentres mucho scat, y tiene una voz “clásica”, no inventa nada, pero es que la manera de dar tiempo a las consonantes, la claridad con que dice las letras, el gusto que tiene, la solidez… Me parece impresionante.

Aquí “Blue Champagne”:

Y aquí “Devil may care”, tema que me encanta de siempre (la versión de Diana Krall entre otras, ya que la hemos nombrado):

No sé cómo cantaban Monheit o Gambarini en el 98, pero esta mujer tiene clase y sabe lo que se hace. Y ese jurado no es idiota, desde luego.

Es una verdadera pena, murió poco después de ganar el premio (también el propio Joe Williams, un grande). Pero aunque lamentablemente no sean muchos, dejó temas memorables.