Archive for 29 diciembre 2006

Los llibros de 2006

29 29UTC diciembre 29UTC 2006

2006 ta terminando.

Igual escribo daqué sobre’l añu enteru otru día, pero güey apetezme apuntar los llibros que lleí esti añu.

Va un tiempu que entamé a apuntar ca llibru que lleo. Pasóme munches veces eso de querer alcordame d’un llibru o d’un autor que dixera daqué interesante, y nun hebía manera. Asina que entamé a dir tomando nota de lo que lleo (anque de xuru que dalgunos me queden ensin apuntar). Como nun me paez que haiga llibru dalu que seya peligrosu de nomar equí, ni nengún llibru prohibíu pela Inquisición, pueo ponelos nel blog envede guardalos nun discu duru que vete a saber ónde va a parar.

Los de más arriba son los caberos (salvo la “Guía…”, que nun la apunté nel momentu y nun sé cuándo la lleí). Esta ye la lista:

Blankets (Craig Thompson) (Cómic)
El Incal (Jodorowsky, Moebius) (Cómic)
Patas arriba – La escuela del mundo al revés (Eduardo Galeano)
Octubre (Pasqual Ferry) (Cómic)
La voz de los muertos (Orson Scott Card)
Payasos y monstruos (Albert Sánchez Piñol)
Trastes de bufarda (Xabiero Cayarga)
Hombres de armas (Terrry Pratchett)
La vida y época de los Reyes Católicos (Juan Eslava Galán)
Roma de los césares (Juan Eslava Galán)
La escritura, archivo de la memoria (Georges Jean)
8 mujeres poseídas (Tennessee Williams)
La guerra de Troya (Robert Graves)
11-M – 14-M Onda expansiva (Rosa María Artal)
El mundo es un pañuelo (David Lodge)
Pensamientos secretos (David Lodge)
Trapos sucios (David Lodge)
The hacker crackdown (Bruce Sterling) (ensin terminar, nin ganes que tengo)
El juego de Ender (Orson Scott Card)
El maestro de esgrima (Arturo Pérez Reverte)
El misterio de la cripta embrujada (Eduardo Mendoza)
La espuma de los días (Boris Vian) (Ensin terminar)
Alta fidelidad (Nick Hornby)
El hombre sentimental (Julián Marías)
Aventures (Milio Rodríguez)
Vendrán años peores y nos harán más ciegos (Rafael Sánchez Ferlosio)
El país del fin del mundo (Terry Pratchett)
Ferdydurke (Witold Gombrowicz (Ensin terminar)
Cuentos de Mala Strana (Jan Neruda)
La insoportable levedad del ser (Milan Kundera)
El arte de la novela (Milan Kundera)
Allegro ma non troppo (Giancarlo Cipolla)
Guía del autoestopista galáctico (Douglas Adams)
El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes Saavedra)

Y de too esto, apetezme apuntar tamién cuálos son los llibros que más me prestaron.

– Alta fidelidad (gracies, Alger, pola recomendación; pémeque la lleí nel tu blog)
– La voz de los muertos (otra recomendación d’alumnos)
– El misterio de la cripta embrujada. Eduardo Mendoza sabe escribir.
– El Quijote, sobre todo la segunda parte. Agora entiendo por qué ye un llibru grande.
– Y, por supuesto, Blankets. Un cómic mui especial.

Y les mayores decepciones foron:

– The hacker crackdown. Un peñazu. Un americanu de la onda hacker mirándose pal ombligu, falando de los sos amigos, o de lo que elli pescancia per un llau o per otru. Pero menuda aburrición.
– Ferdydurke. A Milan Kundera paréz-y una obra maestra, pero anque ye buenu, hai que tar mentalizáu de cierta mena pa lleelu. Nun yera el momentu pa mí. (Pasóme igual con La espuma de los días, anque esi prestábame más, pero tampoco nun yera’l xéneru que me petaba lleer nesi momentu).
– El país del fin del mundo. Un llibru de Pratchett que de xuru yos gusta muncho a los australianos o a los que conocen a los australianos, pero yo, más allá de los chistes d’ocalitos, nun llego.

Aparte, eché’l güeyu a otros llibros pencima, o lleí dalgún que otru cómic non mui grande, que nun apunté (alcuérdome de dalgunu d’Enki Bilal, por exemplu). Pero bueno, nun ta mal pa un añu. Fice amigos perimportantes. Igual falo más d’ellos otru día. Pero güey, con nomalos ye bastante.

Profesores liberados

28 28UTC diciembre 28UTC 2006

Dice La Nueva España que La Universidad libera a doce catedráticos para que se vuelquen en la investigación. En el artículo se usan expresiones como “rebajar sustancialmente su carga docente para volcarse en su trabajo de laboratorio”. Nótese el uso de términos: carga vs trabajo.

Al parecer, muchos de ellos (por suerte) no han renunciado al 100% de las clases. Nótese -otra vez- el uso de términos; yo a dejar de dar clase lo llamo “renunciar”. Se dice también que la financiación de este “programa”, denominado I3, permitirá contratar a profesores ayudantes que se ocupen de las clases, y que los catedráticos seleccionados lo fueron en atención a su producción científica, el número de libros y artículos publicados últimamente, sus previsiones de trabajo en próximos proyectos…

Me pregunto si llegará el día en que la Universidad libere a profesores excelentes de su carga investigadora, estabilizando su situación laboral y permitiéndoles organizar mejor el tiempo para dedicar a su trabajo docente y sus alumnos. La pesada, trivial e improductiva carga investigadora que estos profesores dejarían de soportar podrían hacerla investigadores ayudantes, contratados para la ocasión en virtud de un denominado programa “D3”; al igual que en el I3 el trabajo de los profesores ayudantes no quitará la titularidad de la asignatura a los investigadores que se liberan de la carga docente, en el programa D3 el hecho de que la investigación la hagan los ayudantes no evitará que la producción investigadora lleve la firma del profesor beneficiario de la exención, engordando su currículum y evitando que vea mermadas sus expectativas profesionales mientras que atiende a tiempo completo a sus alumnos y a la sociedad haciendo lo que mejor sabe hacer: enseñar.

Por supuesto, los profesores del programa D3 no tendrían que renunciar totalmente a la investigación; podrían elegir continuar con las tareas que más les gusta hacer. Por ejemplo, podrían seguir yendo a los congresos que les pareciesen interesantes (por supuesto, y por una vez, sin pagárselo de su bolsillo).

Para elegir a los mejores docentes, evidentemente no tiene sentido, como en el programa I3, evaluar la producción de artículos y libros. Se medirían el entusiasmo, la vocación, la experiencia, y también la inspiración que estos profesores han sido capaces de generar para que sus alumnos den a la sociedad lo mejor de sí mismos.

Claro que, al parecer, los titulados bien formados, íntegros, honrados e inspirados no reportan beneficios visibles a la sociedad. Las patentes, los artículos, las revistas y los sexenios de investigación sí.

Claro que, al parecer, cuando hay un investigador que destaca hay que protegerlo cual rara avis, pero como es bien sabido, enseñar es algo que cualquiera puede hacer, por lo que no parece necesario plantearse siquiera la existencia del programa D3.

Muy bonito

26 26UTC diciembre 26UTC 2006

No conozco los detalles, ni conozco al sujeto que presentó la tesis, ni conozco el caso a fondo. Pero se me hinchan las narices de pensar que aún hay quien dice que la oficialidad no hace falta para nada porque el uso del asturiano es voluntario. Debería ser verdad, pero… así están las cosas.

El Tribunal Superior desestima el recurso de Faustino Zapico para defender su tesis doctoral en bable

Me pregunto dónde queda el artículo 4º del Estatuto de Autonomía, que dice:

1. El bable gozará de protección. Se promoverá su uso, su difusión en los medios de comunicación y su enseñanza, respetando en todo caso las variantes locales y la voluntariedad en su aprendizaje.

O el 10, que establece como competencia del Principado:

20.Cultura, con especial atención a la promoción de sus manifestaciones autóctonas y a la enseñanza de la cultura asturiana […]

O la ley de uso y promoción del asturiano, esa que se supone que es suficiente sin recurrir a la cooficialidad, y que podría citar aquí entera, pero pa qué. Como ejemplos:

[Es objeto de la presente ley] Asegurar su libre uso y la no discriminación de los ciudadanos por este motivo.

La elección del estudio o del uso del bable/asturiano como asignatura del currículo, en ningún caso podrá ser motivo de discriminación de los alumnos. Para quienes lo elijan, su aprendizaje o uso no podrá constituir obstáculo para recibir la misma formación y conocimientos en igualdad de condiciones que el resto del alumnado. [Supongo que esto legalmente no vincula a la Universidad.]

Ya, quizás quepa argüír que la Universidad no está vinculada legalmente por estas normas. Es vergonzoso que sea posible tal cosa, por mucho que los expertos juristas puedan argumentarlo. Al fin y al cabo, los Estatutos (esos tan guapos que, fíjate qué detallazo, sí han publicado en asturiano) dicen (artículo 3) que:

La Universidad de Oviedo inspirará su actuación en las normas constitucionales, y muy especialmente en aquellas que configuran el Estado social y democrático de Derecho, así como en los valores universales de la cultura, de la ciencia, del humanismo, de la paz y de la libertad.

O el artículo 6, que ya me da hasta ganas de llorar.

La Universidad de Oviedo, como universidad pública asturiana, orientará de manera relevante sus actividades a la realidad y el ámbito de Asturias.

La lengua asturiana será objeto de estudio, enseñanza e investigación en los ámbitos que correspondan. Asimismo su uso tendrá el tratamiento que establezcan el Estatuto de Autonomía y la legislación complementaria, garantizándose la no discriminación de quien la emplee.

En fin, pa qué seguir citando leyes, si ya lo dijo claramente en su voto particular el magistrado Salto Villén… Todas son papel mojado cuando se trata de aplicarlas al asturiano.

Eso sí, el ciudadanos/as, todos y todas, que no falte nunca, que eso sí que es una señal de respeto y no discriminación clarísima (aunque sea un atentado contra la gramática española).

Somos una mierda.

Leroy-Merlin

26 26UTC diciembre 26UTC 2006

Internet ta enlleno de fatos. Pa empezar, la camá de mazcayos que unvíen tol día mensaxes faciendo por vender cualquier moto que nun-yos voi comprar, pero que me toquen los pies enllenándome’l correu de mierda. Tamién hai dellos que rexistren dominios pa enganchate si te enquivoques al teclear; por exemplu, si quies ver les tires de Dilbert y escribes www.dlibert.com (camudando la i ya la l), o si escribes http://www.wiklipedia.org salte una deses páxines-buscaor tan tontes. Pero lo que ya me paeció gordo ye lo de Leroy Merlin. Si escribes http://www.leroymerlin.es, vas a la páxina de esa perconocía empresa de preséos y materiales. Pero si escribes http://www.leroy-merlin.es vas a otra páxina que, ensin ser la de la empresa dicha, fala de lo mesmo. Si nun tas avezáu a ver el logotipu, pues pasar un buen ratu nesa páxina fata ensin atolenar que nun tas nel sitiu correchu. Esto hebía ser delitu.

Blankets

26 26UTC diciembre 26UTC 2006

Ayeri terminé de lleer Blankets. Un libru maraviyosu.

Taba yo na biblioteca echando un güeyu a los comics. De cutio, préstame sacar libros pequeños, pa poder lleelos ensin tardar muncho, pero tamién me presta sacar comics gordos, pa que me suplan más. El casu ye que vi un llibru de comics mui gordu; tenía cuasi seiscientes páxines. Abrílu y miré pencima, y taba perbién dibuxáu. Ensin lleer, paecióme que aquellos dibuxos teníen una sensibilidá especial, que decíen munches coses aparte de les lletres (que tamién teníen). Asina que nun lo pensé dos vegáes y saquélu (anque ya llevaba uno de “Asturies y la mar” que yera gordu enforma, pero cargué colos dos pan casa).

Na portada, el llibru ponía que yera una “novela gráfica” de un tal Craig Thompson. Fala de cuando Craig yera un neñu (el protagonista llámase Craig, y paez que la novela ye autobiográfica), de cómo se crió nuna granxa de Wisconsin, nuna familia y nuna comunidá (mui) cristianes, de les sos duldes cola fe, de los sentimientos de culpa y pecáu, y claro, del so primer enamoramientu.

Nun va cuntar nada espectacular, nada mui llonxano de lo que dixi enriba. Ye namás que los primeros pasos de Craig na vida, de cómo sufre (porque paez que tar vivu ye, siempres, sufrir un poco), de cómo crez alrodiáu de mozos de granxa, de la tienra rellación que tien con una moza grunge que vive a munches hores por carretera… y del iviernu, que ye un personaxe más de la hestoria.

El casu ye que abúltame que esti llibru ye una obra maestra. Na so sencillez, na inocencia de los dibuxos, na so sensiblería si se quier, nel so romanticismu adolescente, a la fuerza tien que reconocese ún, anque nun haiga vivío lo mesmo nin conoza l’iviernu ni les xeláes de Wisconsin.

Pa acabar el añu, ta mui bien lleer ún de los llibros que merecen la pena. Non too va ser cencia fición, nin muertos, nin poder. Y paez que’l so llibru anterior a esti, Good bye, Chunky Rice, ye tamién perbuenu, polo que diz dalgún críticu.

Updating UI in .NET

22 22UTC diciembre 22UTC 2006

In old MFC, there was an WM_IDLE event where you could examine the state of your program, and update menu items, buttons and the like accordingly to gray them out, add or delete options… This event was fired whenever the Windows message queue for your application became empty.

To mimic the same behaviour in .NET, you can build sort of an OnIdle event. First, the definition of the handler method, wich could go in the main form:

private void OnApplicationIdle(object sender, EventArgs e)

And then, registering that handler for the proper event. You can add the following at (for instance) the Load event of the main form:

System.Windows.Forms.Application.Idle += new EventHandler(OnApplicationIdle);

In OnApplicationIdle it’s up to you to check things (for instance, you can see whether there is any document open, and gray out the “Close” menu option if there isn’t).

Drag & drop in C#

22 22UTC diciembre 22UTC 2006

There are lots of sites explaining how to do this, that’s for sure, and it ain’t difficult at all. But why not annotate it in a blog?

The goal is to have a C# application that accepts files (or folders) as input by means of drag & drop. The steps are:

1.- Set the value of the AllowDrop property to true in the control you want to serve as a drop target. (The whole form does have that property as well, if you want to receive files anywhere).

2.- Implement the DragEnter event for the control or form you’ve chosen:


if(e.Data.GetDataPresent(DataFormats.FileDrop, false) == true)
e.Effect = DragDropEffects.All;

The previous lines intend to verify that the user is dropping files, nor text or something else. But the condition is up to you; anyway, you must return a DragDropEffects constant that allows the user to drop if that’s the case.

3.- Actually accept the data (and do whatever you wanted with it) by implementing the DragDrop event on the chosen control or form. The DragEventArgs parameter is the key. This is but an example:


string[] filenames = (string[])e.Data.GetData(DataFormats.FileDrop);

The rest is up to you.

Outstaaa!

22 22UTC diciembre 22UTC 2006

Je viens de finir la lecture de L’Incal, de Jodorowsky et Moebius (Jean Giraud).

Il y a beaucoup d’années, j’avais quelques numéros de Metal Hurlant, une excellente revue de bandes dessinées. Je suis sur, celui ci était un d’eux; il fût publié en 1983 dans l’édition originale française, et j’avais la version espagnole.

J’admirais surtout Serge Clerc et… Moebius. Je ne connaissais pas l’histoire de l’Incal, mais j’aimais bien ses dessins, son imagination, sa capacité pour dessiner des environnement très, très complexes…

Enfin, après beaucoup d’années, j’ai lu l’histoire complete, et je sais qu’est-ce qui s’est passé avec John Difool après son entrée dans la chambre nuptiale de la proto-mère. Il a été très amusant. Bien sûr, il y a trop de mystique pour mon goût, mais les dessins sont spectaculaires.

Pourquoi le titre Outstaaa!? Eh bien, il faut lire L’Incal pour le savoir (et même en le lisant, il sera difficile de voir, car ce n’est pas un mot important dans l’histoire).

Toros no, pero sí

21 21UTC diciembre 21UTC 2006

Por lo visto, Cristina Narbona ha hablado sobre impedir la muerte de los toros en las corridas. Yo abogo por la eliminación de cualquier espectáculo de tortura pública (o privada), pero la cuestión que me mueve a escribir es alguna de las reacciones.

Paso de lo que dicen los ganaderos o los toreros, gente cuyo criterio al respecto no me parece que tenga el menor interés (habida cuenta de que, mientras que yo soy capaz de apreciar el toreo como un arte, sólo que en modo alguno justificable por sus efectos prácticos, ellos no son capaces de apreciar el toreo como una tortura a un animal, aunque lo tienen delante de las narices).

Suponiendo que lo que afirma El Mundo sea cierto, Gaspar Llamazares, de Izquierda Unida, habría dicho que se opone a incorporar a la legislación los “prejuicios anglosajones” sobre la cultura española, y esto me ha dejado estupefacto. Sólo “prejuicios anglosajones” va entrecomillado, así que dudaré de todo lo demás, pero me sorprende un argumento tan peregrino como llamar “prejuicios anglosajones” a la erradicación de una práctica brutal y cruel.

El prejuicio anglosajón, amigo Llamazares, es suponer que los españoles justificamos el toreo, o que nos gusta, o que somos todos toreros.

De ser cierto lo publicado en el diario, Carmen Calvo, Ministra de Cultura (hay que ver), habría recordado “el daño que se causa al animal” y “el riesgo que corren los toreros, muchos de los cuales mueren en las plazas”. Lo de la Ministra de Cultura viene de largo y es un no parar, pero en este caso me deja boquiabierto que se acuerde de que “muchos de los toreros” (?) mueran en las plazas, pero más aún cuando sólo se ha hablado de evitar la muerte del toro (como si el torero no pudiera morir poniendo unas banderillas).

Pío García Escudero, portavoz del PP en el Senado, y responsable de la que considero una de las intervenciones más rastreras e inmorales de la historia reciente en sede parlamentaria, habló del “afán intervencionista” del Gobierno. Y lo dice en sentido peyorativo. No sé, pero si una ley que tiende a proteger a seres indefensos ante el sufrimiento es intervencionismo, casi que abogo por el intervencionismo.

Pillada a 170 km/h

21 21UTC diciembre 21UTC 2006

Otra confusión más con un titular. El País:

Una niña de 14 años, pillada a 170 kilómetros por hora

No me gustaba mucho el término “pillada” en lugar de “atropellada”, pero me dije que al fin y al cabo el titular era correcto, y me imaginé a la pobre chica pulverizada por un atropello brutal. Y cuando fui a leer, resulta que no: que la habían “pillado” en el sentido de que la vieron conduciendo a 170 km/h.

No sé, quizás sea yo que siempre leo los periódicos demasiado espeso…