Archive for the ‘es’ Category

La guitarra es difícil

12 12UTC diciembre 12UTC 2017

Paciencia, chavales. No hay que dramatizar. Seguid estudiando, practicando, y mientras tanto haciendo música con lo poco que sepáis.

Si esto lo decía este señor, no os frustréis por lo que os cuesta o lo que no os sale.

Anuncios

Quiero ser argentino

3 03UTC diciembre 03UTC 2017

Argentina, en muchos sentidos, es un país como tantos otros. Un país en el que casualmente la mujer de un presidente de gobierno gana las elecciones después que él… Como en los EEUU un hijo de Bush fue presidente, o la mujer de Clinton casi lo fue. O como aquí en España, donde la mujer dw Aznar también casualmente es la persona más capacitada para llevar la alcaldía de Madrid.

No me chupo el dedo. En Argentina han pasado cosas terribles. No me cambio por un argentino.

Pero hay momentos concretos en que sí. En que me muero de envidia.

Como cuando unos valientes consiguen que los malnacidos que destrozaron a tantad personas paguen algo de su culpa.

Vivir para contarlo: los superviventes que hundieron a los genocidas en Argentina

Más o menos como aquí.

La habilidad de Rajoy

28 28UTC noviembre 28UTC 2017

La gran desgracia de un sistema democrático es que las habilidades que se requieren para hacer un buen trabajo, ayudar a los demás, dirigir a un grupo de gente, solucionar problemas u organizar cualquier servicio público… no tienen nada que ver con las habilidades que se requieren para llegar a ser alcalde, diputado, ministro o presidente. Ayudar a los demás es una cosa y ganar elecciones es otra.

Por lo visto, la OCDE hace un informe que se titula “Cómo va la vida” y en el caso de España dicen que la satisfacción ante la vida manifestada por los ciudadanos españoles ha bajado en los últimos diez años, de 7,1 puntos sobre 1o a 6,4.

Quien piense que Mariano Rajoy no es un político hábil vive en otro planeta. Lo que ha hecho Mariano Rajoy agota cualquier calificativo. Si repasas su historial, y el de su partido, y lo comparas con cualquier cosa que haya hecho cualquier otro gobierno democrático, admitirás que es un campeón. En realidad la táctica es muy sencilla; deja que todo el mundo se canse, pierda el gas, y a otra cosa. Solo necesitas absoluta desvergüenza, absoluta falta de escrúpulos, absoluta falta de moral y, eso sí, cierto control sobre determinados medios de comunicación. Aguantas marea, dejas que se cuezan en su propia salsa. Cueste lo que cueste (a ti no va a costarte nada).

No se puede negar que este hombre tiene habilidades excepcionales, y así hay que reconocérselo. Lo malo es que las habilidades que muestra son excelentes para el mantenimiento de Rajoy en el poder, no para que mejore en nada la vida de las personas.

Lo hemos visto mil veces. Cataluña es el ejemplo más reciente. Me arreglo para derogar el acuerdo que habíais logrado; luego, no negocio, no cedo absolutamente en nada, te desprecio como a un pedazo de mierda que para mí no existe; es que ni te recibo, vamos. Si te revuelves, si no te cansas como todos y no cedes tú, si estás entre la espada y la pared, y como yo soy refractario solo te queda revolverte… al revolverte será todo culpa tuya. Eso es una novedad; el que no se cansa lanza un ataque desesperado, y eso casi le facilita las cosas más aún. Así ha sido; Rajoy ha sobrevivido a esto también. Lo malo es que la gente de Cataluña, esos millones de personas, han sufrido un golpe durísimo. Viven mucho peor que antes. Rajoy bien, gracias.

Esa trayectoria que se construye sobre el aplastamiento de las esperanzas de la gente se traduce muy bien en el dato, para mí, más dramático del “cómo va la vida en España”. Dice ese estudio que “Sólo [sic] un 23% de la gente siente que puede influir en lo que hace el Gobierno, un porcentaje claramente inferior a la media de la organización (33%).” Rajoy ha derrumbado ya por agotamiento a un 10% de ciudadanos más que sus iguales, lo que tiene su mérito. Esa gente cansada y rendida es su combustible político. Es como si su camino, en vez de apisonando asfalto, se hiciera apisonando gente triste.

Esa impunidad absoluta, tanto en términos judiciales, como electorales, como de opinión pública, es el mayor daño que puede sufrir una democracia, como ya he dicho. Y esas cifras lo dicen con claridad. Es como si pones tu casa en alquiler y tu inquilino, en vez de pagar la calefacción, va quemando muebles para calentarse.

Cuando él se vaya, tú tendrás un erial.

Ahora ya no es ridículo, sino canalla

27 27UTC noviembre 27UTC 2017

Cuando se produjo el atentado de las ramblas de Barcelona, enseguida se empezó a hablar… ¿de las víctimas, eso tan importante? No; de si Ada Colau tenía la culpa o no.

Ese comportamiento innoble, miserable, canalla era hasta ahora patrimonio de un partido político español. Son los especialistas en usar a los muertos sin importarles nada (y lo que menos les ha importado ha sido siempre la verdad).

Pues ahora ya no es exclusivo (suponiendo que sea cierto lo que se dice aquí que, no olvidemos, es el periódico especialista a nivel mundial en la utilización de las víctimas del terrorismo):

Puigdemont cuestiona la gestión del CNI ante el atentado de La Rambla: “No sabemos si ha impedido evitar muertos”

Si es cierto, lo de este señor ya no solo es pintoresco. No solo es ridículo; ahora ya es un canalla.

Policías indignos

20 20UTC noviembre 20UTC 2017

Volvemos con un tema recurrente: mi policía.

Hoy El Diario.es publica unos comentarios de un grupo de Whatsapp de policías municipales. Deseando la muerte a Carmena, y diciendo cosas sobre Ana Pastor (la periodista) que han preferido no publicar.

Soy consciente, y aquí he dejado constancia muchas veces, de lo fácil que es sacar de contexto interesadamente frases o comentarios. Y los policías son personas con sus ratos de asueto.

Sin embargo, en este caso no me caben muchas dudas. El perfil de los tipos que escriben eso es muy claro. Esto no son simples bromas, ni humor absurdo ni humor negro ni chistes sobre el holocausto. Esto deja traslucir con claridad lo que harían si tuvieran ocasión.  Pero no es solo eso.

No solo son gente de moralidad muy dudosa y de ideas muy peligrosas. Son además gente con tan poco decoro, tan poco sentido de la responsabilidad, gente tan burda y tan poco cualificada, que aunque solo fuera por eso simplemente no se les puede confiar el uso de la fuerza sobre los ciudadanos. Son un peligro, y son una indignidad.

Y no deben seguir siendo policías ni un segundo más.

Pero estos no son titiriteros. Verás cómo no les pasa nada, y si les pasa los indultan.

Arreglando la educación

10 10UTC noviembre 10UTC 2017

Parece que nuestros políticos van a arreglar la educación, esa para la que siempre han cagado, hablando mal y pronto (pero es que yo debo de estar un pelín maleducado).

Llevan años y años poniendo la educación al servicio de la producción. Formando el hombre ideal: un obrero convencido, sin más horizonte. Llevan años diciendo que la universidad tiene que estar al servicio de las empresas, en vez de hacer de contrapeso a su exagerado poder. Llevan años no solo recortando fondos y echando pestes de los profesores, lo cual es una estrategia más o menos disimulada; es que llevan años actuando con mucha más claridad y eliminando de la educación todo lo que no sea estrictamente formación profesional, todo lo que pueda formar a una persona y no a un obrero. No a la música, no a la filosofía, ni pienses en el griego o el latín, pero es que hay listos que dicen que las matemáticas no sirven para nada porque no las usamos (fíjate tú qué concepto de la formación) y que lo que hay que estudiar es programación (que sí, que vale, pero fíjate tú qué manera de mezclar churras con merinas). Bueno, y no se te ocurra plantear enseñar a la gente nada que los convierta en ciudadanos; hay precedentes, y se armó muy gorda. Nada de ciudadanía, nada de valores ni de reflexión sobre los demás. Tú a trabajar y a callar.

Pues ya tenemos la educación despojada de toda utilidad humanística. Una educación hiperpráctica, ultraempresarial, sin pérdidas de tiempo como la música o los colorines, sin chorradas. Dicen que van a firmar un pacto educativo.

¿Sabes cuál es el mayor escollo?

¿Las matemáticas, las ciencias, los idiomas, las humanidades, la filosofía, el arte? ¿Hay retrógrados que, con la que está cayendo y con el poco tiempo que hay para estudiar economía y tornillería y hostelería, todavía quieren meter a calzador alguna asignatura de música o algo así? ¿Que no ven que esas chorradas de la musiquita las pueden aprender por su cuenta, si es que quieren perder el tiempo?

No.

La religión, amigos. Ese es el punto interesante.

Los 14 puntos del pacto educativo: la Religión queda relegada al último

En 2017, en este siglo XXI, van a discutir otra vez largo y tendido sobre la religión. En relación con la educación. Con la educación pública.

Lo obvio, lo evidente, lo único razonable, es discutirlo en 5 segundos:

“¿Qué hacemos con la religión?”

“Cero, evidentemente.”

“De acuerdo. Siguiente tema.”

Pero no; descuida, que la religión no se irá del sistema educativo público, y los curas tampoco, y los profesores nombrados a dedo por los curas tampoco.

A veces dan ganas de tirarse al río, de verdad.

Moose the mooche

6 06UTC noviembre 06UTC 2017

A veces uno encuentra un ratillo para estudiar. Y antes o después hay que afrontarlo e intentar tocar algo de Charlie Parker.

Ya sabes que no vas a conseguir tocar bien un solo cuando a) está a 204 bpm y b) la melodía ya no hay quien la toque. Además, los temas bebop son especialmente inadecuados para los guitarristas. Pero puedes aprender muchas cosas.

Tocando rápido, se supone que el swing típico, esa pequeña diferencia de duración entre corcheas, se pierde; no se puede pedir, ni falta que hace, que notas tan rápidas tengan swing. Pero para mi perplejidad, pasando este tema a velocidad reducida (porque si no a ver quién lo estudia) pude ver que lo que tocaban estos bicharracos tenía swing. Es decir, lo pones despacio y adquiere otro carácter, más bluesero, pero funciona igual. Es como si lo hubieran tocado así originalmente. A cámara lenta siguen teniendo swing. Es increíble.

Aparte de tocarlo, hay que grabarse. Y aquí está una muestra. Un trocito de estudio, con lo bueno y lo malo, sin trampa ni cartón.

Ah, eso de “Emry Byrd, el alce traficante” viene de que “Moose the mooche”, al parecer, era el sobrenombre de un camello, el tal Emry Byrd, al que Charlie Parker apreciaba mucho por la calidad de su mercancía, ejem. Y “moose” en inglés es “alce”.

Se les ha ido la pelota

30 30UTC octubre 30UTC 2017

En aquellos años durísimos, tantos, en que ETA mataba y torturaba a gente inocente de la manera más cobarde y salvaje, lo peor casi no eran esa cobardía ni ese salvajismo. Lo peor era el convencimiento, que teníamos muchos, de que además todo aquello, tan sumamente trágico, era en realidad estúpido y grotesco.

Aquella gente se ponía solemne, adoptaba un lenguaje grandilocuente, se creían un ejército, se creían líderes históricos haciendo alta política. Y nosotros sabíamos que eran básicamente una panda de zoquetes ridículos y patéticos. Eso era lo peor; aquellas muertes no eran solo erróneas, eran simplemente absurdas. Que un imbécil decida directamente sobre si tus sesos vuelan o no, sobre si una bomba estalla a tu lado o no, es descorazonador.

Aquellos vascos (solo aquellos, digo) eran “los brutos”, en primer lugar porque eran violentos, y en segundo porque no siendo más que mierda se creían lo más. Los catalanes eran casi lo opuesto; eran mucho más válidos, y a la vez (o quizá por eso) no eran violentos.

Con toda esta historia reciente algunos nos vemos tentados a cambiar, atónitos, de opinión. De hecho, por puro prejuicio me cuesta dejar de pensar que saben lo que se hacen, y que están jugando a largo plazo (lo cual es muy posible). Pero la gente que los sigue no está, por lo general, en esa tesitura; se creen toda esta astracanada. Se emocionan y lloran y juegan a las batallitas, no porque sea un teatro que conviene a sus intereses, sino porque de verdad se creen la telenovela esa. Son moneda de cambio y ni se enteran.

Estos últimos capítulos han sido malos incluso como comedia. Otra vez tomando la grave decisión de enviar a un país por el precipicio, pero con un parlamento medio vacío (si eso no es esquizofrenia… vamos, menuda foto para la historia). Toda esa gente que dice estúpidamente que con una república catalana todo funcionaría de perlas quizá sea capaz de explicar cómo ni siquiera una votación con pocos diputados, que se supone que funda un nuevo estado, son capaces de hacerla sin errores ni pucherazos (excelente comienzo y demostración de capacidad).

Los que pensamos que esta gente sabe lo que hace supusimos que querían ir a la cárcel por su ideal; el gobierno central, con su habilidad y buen hacer, iba a entrar al trapo y dárselo con toda seguridad (habría que plantearse que la bandera esa con el torito pasase a ser la oficial). Después de darles el mejor administrador posible para que la gente respire aliviada y se desinfle el independentismo (¡¡¡Soraya Sáenz de Santamaría!!!, ole) les daría más mártires para completar ese guión barato.

Pero espérate. Que somos mártires, pero no tanto. Parece que se han escapado a Bélgica. Así no solo son mártires, sino que pueden jugar a muchos más personajes y dar sal y pimienta a la telenovela:

  • Pueden jugar a gobierno en el exilio. Sufridores, pero muy dignos, esperando la vuelta a casa. En el futuro, en las escuelas enseñarán cómo hubo república catalana y todo, pero luego los invadieron y tuvieron que escapar para dirigir la resistencia.
  • Pueden jugar a refugiados políticos. Marear la perdiz al estilo Julian Assange y pintar al gobierno central como el malo que los persigue. Que lo es; y que podían hacer lo mismo en la cárcel, pero aunque las cárceles españolas no sean tan malas como las latinoamericanas, se está mucho más a gusto en Bruselas, déjate de pijadas, nen.
  • Pueden jugar la carta de la morriña (no sé cómo se dirá en catalán), estar fuera de tu tierra que quieres tanto, y estar con los que se pegan con los grises (pero solo moralmente; a distancia, nen, donde no llegan las pelotas de goma) con unas ganas locas de volver, y el día que vuelvas se puede montar un fiestorro tremendo y puedes decir “ja soc aquí” para fastidiar a Pablo Casado.

Es todo cada vez más ridículo.

La diferencia salarial entre hombres y mujeres (II)

19 19UTC octubre 19UTC 2017

Hace un tiempo puse aquí algunos datos respecto a la diferencia salarial entre hombres y mujeres. El mismo estudio que en los medios se utilizaba para denunciar una discriminación salarial por el mismo trabajo confirmaba, en realidad, que no era así. (Sin perjuicio de que la brecha salarial exista y sea injusta.)

De pura casualidad he encontrado referencia a unos datos antiguos. En este blog hablan de una campaña muy interesante.

En aquella campaña, desarrollada en 2010, la Inspección de Trabajo habría investigado a 362 empresas para detectar discriminación salarial por sexo. ¿Qué encontraron?

Pues que de 362 empresas solamente en 7 (el 2% como dice el blog ó, para ser más exactos, el 1,9%) se encontró tal discriminación. Lo cual contrasta con otras encuestas y estudios realizados, obviamente, sin el menor rigor, que utilizan expresiones (que la autora reproduce) como “en puestos similares”, cuando debería decir “en el mismo sector”, que es bastante distinto.

Cuatro de esas empresas discriminadoras estaban Las Palmas, dos en Tenerife y una en Cádiz (no sé qué pasa en Canarias; ¿quizá los inspectores de la zona aplican unos criterios diferentes?). Trabajo propuso sancionar solamente a una de las 7 empresas, con 10.000 €, y apercibir a las otras. De eso se presume que la discriminación no era flagrante, tampoco.

Lamentablemente, no tengo documentos de la campaña original, y en el blog no se cuantifica la diferencia salarial, solo el número de empresas. Pero va en consonancia con lo que ya he dicho aquí.

 

 

DUI otra vez

18 18UTC octubre 18UTC 2017

Imagínate la escena. 1776. Llega Jefferson con un borrador. Un comité en el que están también John Adams,   Benjamin Franklin, Thomas Jefferson, Robert R. Livingston y Roger Sherman lo editan y mejoran. Luego, el Congreso de los Estados Unidos lo perfecciona más aún. Entonces, tras diversas votaciones, lo aprueban con el voto a favor de doce colonias y la abstención de una (entonces eran trece). Y deciden proclamar la independencia de los Estados Unidos.

Y entonces alguien lee solemnemente el texto, y los que están allí se quedan con cara de póker. No saben si son independientes o no.

Los que siguen el debate, excitados y emocionados, también se quedan de piedra. No les queda claro lo que ha pasado.

Pero es que es peor. El rey Jorge III tiene que mandar una carta a Jefferson, preguntándole qué coño es exactamente esa mierda de We hold these truths to be self-evident, that all men are created equal, y si significa que se han declarado independientes o no. Que no sabe qué tiene que hacer, si mandar al ejército o dejarlo en casa. Que si está el enemigo, que se ponga.

Y ya de traca, porque no acaba ahí: Jefferson contesta que bueno, que el rey ha sido malo, y que qué tal si lo hablan. Vamos, que ni sí ni no sino todo lo contrario.

Así que ni el Congreso sabe si los EEUU son independientes, ni lo saben los ciudadanos de las colonias, ni los ingleses, ni Jorge III.

Pues esto tan absolutamente ridículo es lo que ha pasado hasta ahora en Cataluña, pero además en directo y por televisión y enterándose todo el mundo. Imagínate en qué lugar estaría hoy la declaración de independencia de los Estados Unidos. Qué lugar ocuparía en la historia, para bien o para mal.

Driving under the influence.

Pero no acaba ahí la cosa. Cuando nuestro excelso presidente ha dejado ver a todo el mundo lo RIDÍCULO de la situación, cuando tiene unas cuantas cartas por fin que puede jugar en este embrollo, y tiene estupendas oportunidades para buscar una salida, ¿qué es lo que hace?

Pues mano dura, y esta vez mediante otro pucherazo judicial de los suyos. Mete en la cárcel a unos tipos cuyo delito es… haber convocado manifestaciones.

Un encarcelamiento de esos que sirven para que los independentistas se carguen de razón… porque la tienen. Cualquier español con dos dedos de frente tendrá que admitir que no sabe por qué han ido esos tipos a la cárcel. Y que si los independentistas hablan de presos políticos… estos dos señores, hasta donde sé, encajan perfectamente en ese estereotipo.

Driving under the influence.