Apología del terrorismo

28 28UTC junio 28UTC 2017

Lo de ETA es absolutamente patético. Después de todos estos años, o más bien décadas (ya olvidadas por muchos), de trágica imbecilidad, repartiendo tiros en la nuca y diciendo gilipolleces, han perdido su macabra partida, y se han inventado un proceso de desarme unilateral, como si estuvieran llevando la iniciativa. Como si estuvieran “avanzando” en algo. Se inventan observadores internacionales, se montan sus películas (en eso no han cambiado), y dicen que el desarme ya no es moneda para la negociación, sino un medio para explicar nosequé. Vamos, que se desarman porque quieren ellos.

Es tan patético… que no creí que se pudiera superar, pero se puede, y de largo. Va mucho más allá de lo patético, y supongo que roza lo criminal, el tratamiento que algunos medios de comunicación le han dado estos días a un tipo al que ponen de gudari, de luchador por la libertad, porque tiene el enorme mérito ¡¡¡de haber tiroteado a jueces y puesto explosivos en un juzgado!!! Hablan de él como si fuera un mádelman, un Schwarzenegger, un hombre de acción, que sabe disparar, bucear, pilotar… Hasta le valoran que sea ¡instagramer y actor!

Dice el valiente: “Soy un hombre que sale a la calle sin saber si va a volver a casa porque la muerte forma parte de la evolución”. Dice también de su comando que “somos una coalición entre militares y civiles en búsqueda del equilibrio y en contra de este Gobierno transitorio criminal, no pertenecemos a tendencia política o partidista. Somos nacionalistas, patriotas e institucionalistas”. El periodicucho lo describe con un babeo insoportable, le llama “una especie de Rambo”, “muy entrenado”. Dice que al tipo “le gusta alardear de su labor en las redes sociales y en su cuenta de Instagram muestra sus diferentes actuaciones y las armas que ha tenido que utilizar”. Que ha tenido que utilizar, no te lo pierdas… E incluso ¡¡nos enseña cómo visita a los niños con cáncer!! ¿No es esto apología del terrorismo?

Yo pensaba que incluso los abertzales más recalcitrantes se indignarían en los comentarios, primero por la evidente inmoralidad de ese artículo vomitivo, pero además por el relato edulcorado y propagandístico, pensado para imbéciles integrales. Pensé que incluso ellos se ofenderían. Pero no. He podido leer cosas como “Espero que consiga liquidar al presidente y sus secuaces. De hecho, no vendría nada mal que alguien así en España hiciese una buena limpieza”. ¿Iniciarán acciones legales contra este comentarista? ¿Apología del terrorismo, delito de odio, incitación a la violencia? ¿Incluso aunque no haya usado títeres ni chistes viejos?

Bueno, no he sido del todo sincero. Lo de arriba, lo de ETA y sus ínfulas de gente importante, es desgraciadamente verdad. Pero lo del etarra en el periódico es verdad, pequeñas ediciones aparte, excepto dos datos que he falseado. El aludido no es un etarra, es un venezolano. Y no hablamos de un periódico abertzale, sino de El Mundo:

Sí; lees bien. No es terrorista ni golpista: es un “rebelde”. Esto mismo lo oí hoy por la mañana en el telediario de La 1, y no podía creerlo. “Unos rebeldes” habían disparado contra el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, en un helicóptero robado. Lo contaban como una hazaña ingeniosísima. Como el día que tuve que tragar estupefacto cómo, con todo lujo de detalles y por espacio de muchos minutos, nos contaban en el telediario a la hora de cenar cómo los manifestantes contra Maduro usaban tarros llenos de… mierda. Literalmente. Nos enseñaban en primer plano la mierda, cómo la preparaban, cómo la envasaban y se la tiraban a los policías. No, no estaban denunciando actos de kale borroka; estaban hablando de rebeldes y solazándose en lo bonito que era todo aquello.

Pero resulta que el que atenta contra la legalidad es Maduro, aunque nadie jamás haya explicado por qué. Un policía atacando un tribunal con granadas es algo cojonudo. Es como los buenos de Star wars. Por eso los llaman rebeldes, para que te acuerdes de Han Solo.

Nunca me he informado sobre qué hace mal Maduro, porque la verdad es que no me hace falta. Visto lo visto, no sé si necesito saber más.

Sacar lo mejor de España

26 26UTC junio 26UTC 2017

Rajoy quiere que se le recuerde como “un hombre honesto que supo sacar lo mejor de España”

No se puede tener todo. Pero la segunda parte sí que la va a conseguir. Se le va a recordar como el tipo que sacó lo mejor de España.

Sacó de España hornadas enteras de nuestros mejores titulados.

Sacó 60.000 millones para los bancos, que no van a volver a aparecer, así que en España está claro que no están.

Sacó, quizás por la misma vía, otros 60.000 millones de la hucha de las pensiones.

Sacó de España toda la exigua ventaja tecnológica que pudiera tener en energías renovables.

Sacó de España el respeto a los resultados electorales, a la democracia, al adversario político.

Y lo peor de todo: sacó de España la responsabilidad política. Sacó toda capacidad de escándalo, toda capacidad de reacción de la sociedad civil, todo rastro de disidencia, por la vía de la sobredosis; si no querías caldo, toma veintisiete tazas. Cuando veas que no tienes ni la milésima parte de la energía que necesitarías para protestar por todo lo que te voy a poner delante, ya te rendirás. Y así ha sido.

Ya solo le falta sacar a Cataluña.

 

Venezuela

20 20UTC junio 20UTC 2017

Ah, no. Colombia.

La trama del Canal de Isabel II pagó gastos electorales de Santos en Colombia

Bueno, si aún hay cosas que me dejan perplejo, supongo que es que todavía soy joven.

Otro torero muerto

19 19UTC junio 19UTC 2017

Fran Rivera, cuando le parece, hace de señorito soberbio. Por ejemplo, aquí; ¿para ser antitaurino hay que dejar de ducharse?, donde además de sucios, llamó “pobres almas” a los que protestaban contra su pregón. Aquí se puede ver el vídeo donde lo dice, porque ni siquiera leyendo se hace uno idea de la chulería y autosuficiencia del… maestro.

Bueno, es simplemente un insulto, y además un argumento estúpido. Uno supone que es propio de quien lo dice, y ya está. No veo más que a alguien retratándose. Lo mismo veo en que un tal Carlos Zúñiga, con la misma chulería torera, hable de cuatro mindundis para referirse a personas que protestan contra el maltrato animal. Hay cosas peores.

Peor que un insulto es alegrarse de la muerte de otra persona. Aunque en eso siempre hay matices; pero en general yo creo que no está bien. Según el caso, puede ser incluso una actitud despreciable y miserable. Pero uno puede ser despreciable y miserable, sin que necesariamente tenga que ir a la cárcel por ello.

Alegrarse públicamente de que una persona mate a otra puede considerarse incitación al odio, que declarando algo así uno azuza la violencia, que promueve que un tercero piense en matar. En España tenemos una triste tradición al respecto (y no, no me refiero solo a ETA, aunque también). Pero algo muy distinto (no digo positivo ni loable, pero distinto) es decir que uno se alegra de que otra persona muera haciendo algo que decidió hacer y donde no interviene nadie más.

Los toreros, y los taurómacos, constantemente recurren a esa supuesta lucha noble, a esa representación dramática de la vida y la muerte, el hombre contra el toro de tú a tú y toda esa mierda mentirosa. También gustan mucho de echar en cara a los antitaurinos un supuesto infantilismo, una blandura y una huida de la muerte y la sangre, y denuncian que los antitaurinos (la inmensa mayoría de la sociedad, por cierto) crían niños endebles que no saben afrontar los reveses de la vida, porque se les oculta la crudeza de un herbívoro sangrando. Es su argumento, no el mío. Es su idea de una fiesta o de un espectáculo o de una educación, no la mía.

La educación según Fran Rivera. Se ha duchado, no lo dudes (si no tendría el sombrerete lleno de sangre).

Ha muerto otro torero. Uno supondría que los taurómacos se resignarían a este gaje del oficio, que forma parte de su propio invento y de esa épica suya con la que se justifican. Y que asumirían que tienen que perder algún partido de vez en cuando; y que lo asumirían con piel gruesa, porque ellos, a diferencia del resto de mindundis, no son blandengues, sino que están curtidos en la naturaleza humana, en la sangre, en la vida y la muerte y toda esa mierda suya. Suya, no mía.

Resulta que no; que nada de eso. Resulta que todo esto los pilla por sorpresa y se ponen supertristes, superemotivos, superhumanos, superdramáticos, lloran un montón, y no solo eso; no lloran sus muertos apretando los dientes, dignos y por encima de las minucias del mundanal ruido, centrados en ideales superiores a los hombres (luego explico esta frase). Resulta que esas pobres almas, esos mindundis, sucios y con mala pinta, esos que no les importan porque son ignorantes que no saben nada de toros, esos a los que desprecian y miran desde arriba y ya pueden decir misa, de repente les importan; tienen que respetar al cien por cien no solo su fiesta y su alegría, sino también su dolor. No por decencia o por empatía (que en eso estaría yo de acuerdo), sino porque en caso contrario los llevan a la cárcel.

Un tal Juan Pedro Domecq vuelve a revestir lo simple de palabrería elevada (eso cree él), y dice esa horterada de los ideales superiores a los hombres que parafraseé antes (y que él parafrasea a otro), pero luego declara solemnemente que tiene nosequé fundación dedicada… a perseguir judicialmente a los que se alegren de que muera un torero.

Entre las muchas fechorías que cometió Pablo Carbonell a lo largo de su vida, estuvo fundar en 1984 un grupo llamado Los toreros muertos. Tengo un disco de vinilo con esa canción, y otras entre las que se encuentra lo que fue un efímero himno de borrachos, Mi agüita amarilla. Lo de los toreros muertos era de mal gusto, a propósito, y no había más. Pablo Carbonell es bueno en su trabajo. Nadie le dio más importancia que la que tenía. Y hablamos de hace más de 30 años (por cierto, el disco se titulaba 30 años de éxitos, pese a ser un disco de debut). Hoy en día Carbonell iría quizás a la cárcel.

El caso es que una familia ha perdido a un hombre, los taurómacos tienen otro mártir, y con Twitter también otra película en la que son las víctimas. No veo que nadie gane nada con todo esto.

Bueno, sí; aquí hay dinero público de por medio. Así que alguien gana, eso es seguro.

El triunfo de la razón

1 01UTC junio 01UTC 2017

De verdad que no doy abasto.

El niño muerto

Italia investiga por homicidio a los padres del niño que murió de una otitis tratada sólo con homeopatía. Esto ya lo comenté por aquí, pero es que la cosa da para mucho más.

Dice el periodista: “Mecozzi les recetó una terapia a base de preparados homeopáticos que ha resultado ser insuficiente.” ¿Qué? ¿Qué coño dice? ¿”Que ha resultado ser insuficiente?” Lo firma una tal Soraya Melguizo. Lo plantea como si el médico le hubiera recetado radioterapia a un enfermo de cáncer y mira qué mala suerte, que no bastó. “Ha resultado ser insuficiente”, dice. Qué sorpresa.

Soraya insiste en usar el término “médico homeópata”. Pero la cosa es peor. Lee esto y pásmate:

La ministra de Sanidad de Italia, Beatrice Lorenzini [por cierto, es Lorenzin], ha recordado en una entrevista al diario La Repubblica que la homeopatía “es una opción” pero “nadie puede decir que sustituye la medicina tradicional”. “Existen límites objetivos, a parte [sic, Soraya] del hecho de que gran parte de la medicina tradicional no la reconoce”, añade. “Invito a todos a no ser extremistas. Es necesario tener sentido común”.

¿Se puede tolerar que una ministra de sanidad hable así? ¿Se puede consentir que sea ella la que pida sentido común? ¿Pero qué coño significa “no ser extremistas”? ¿Una opción? ¿Gran parte de la medicina “tradicional”? ¿Pero lo has leído bien?

Espera, que hay más. El médico oculista (espero que sea así, oculista, y no ocultista) Paolo Maria Battistini, presidente del Colegio de Médicos de la provincia de Pesaro, dice que “No creo que haya transgredido ningún código deontológico pero deberá ser la magistratura quien decida sobre este trágico suceso”. ¿Que no ha transgredido ningún código deontológico? ¿”Trágico suceso”, como si hubiera caído una granizada imprevista? Y luego añade que el homicida “nunca quiso inscribirse al elenco de médicos que practican la medicina no convencional como la homeopatía”. ¿Elenco? ¿Médicos? ¿Medicina no convencional? De verdad que no me puedo creer lo que leo. Lo que dice un indeseable llamado Gionvanni Gorga prefiero ni repetirlo. Léelo tú mismo.

Ha muerto un niño. Y es como si nada. No solo no ruedan cabezas, sino que todos los que tenían que estar escondiéndose avergonzados andan por ahí como si nada. Lo mismo que en España, vamos.

El católico practicante

Adela Montes de Oca es hija biológica de José María Ruiz-Mateos

Este es el católico fundamentalista, el opusino, el modelo para la sociedad, el señor decente que daba lecciones de moral con su escapulario. No solo era ladrón y estafador a gran escala; es que ni siquiera su devoción monógama y procreadora era auténtica. Al final, encima era un adúltero. Qué sorpresa más grande. A ver si va a resultar que en las filas del fundamentalismo hay criptoadúlteros, criptoputeros y criptogays. No lo puedo creer.

El centro de investigación

Olivia Newton-John cancela su gira por una metástasis del cáncer

Olivia ya tuvo cáncer hace años, del que salió relativamente bien parada. Y al parecer hay un centro de investigación del cáncer en Melbourne que lleva su nombre.

Y hablando con los médicos de ese avanzado centro de investigación… ha decidido que va a someterse a un ciclo corto de radiación y a terapias naturales. Después de hablar, concreta más adelante el periodista, con los “doctores y médicos naturistas” de ese centro.

¿De verdad en un centro de investigación contra el cáncer hay unos tipos que dicen ser “médicos naturistas”? ¿De verdad les pagan? ¿De verdad investigan y recetan? ¿De verdad les hacen caso los pacientes?

La pensadora premiada

Karen Armstrong, pensadora de la religión, gana el Princesa de Asturias [de Ciencias Sociales]

Piensa en cuál sería la mayor aportación que alguien podría hacer hoy en día a las ciencias sociales (si existe tal cosa). Yo creo que sería la aportación que permitiera a los seres humanos afrontar la vida, disfrutarla y manejarla, de manera adulta, aun con el conocimiento de que van a morir. El pensador que consiga ayudarnos a encajar de manera serena la idea de la muerte, sin tragedia ni miedo, y eliminar de la humanidad el cúmulo de patologías que representa el no saber qué hacer con la idea de que vamos a morirnos.

Pero mi criterio no es relevante, claro. Soy un donnadie. El jurado de estos premios ha decidido que la mayor aportación a las ciencias sociales la ha hecho una ex-monja que escribe libros defendiendo la religión. Que dice haber demostrado (¿¡!?) que las religiones monoteístas no han sido particularmente violentas. Que dice que eso de la religión como concepto separado es nuevo, que antes la religión impregnaba todos los aspectos de la vida (no sé si quiere decir que era mejor o peor). Que cuando afirma que en Europa el fervor religioso disminuye, y en el resto del mundo aumenta, llama a Europa “cada vez más encantadoramente anticuada en su secularismo” (lo anticuado para ella es ser laico…). Que dice que “los seres humanos tienen que encontrar algún sentido último y valor en sus vidas o caen muy fácilmente en la desesperación”.

Esta señora, en vez de hacer alguna aportación para que la gente sea consciente del sentido y del valor de sus vidas, asume que tal cosa no existe, y por eso hay que distraerlos con algo externo. Para que no se desesperen. Esa es su gran aportación.

El fiscal “cojonudo”

El jefe de Anticorrupción es copropietario de una sociedad en Panamá

No basta con que, con  más o menos descaro, esté al servicio de una presunta organización criminal. No basta con que sea el fiscal preferido de los cacos. Es que el tío tiene una sociedad en Panamá para evitar pagar impuestos. Finalmente ha dimitido, pero no tenía intención ninguna, y el gobierno estaba feliz con él, no tenía nada que recriminarle (ni Celia Villalobos tampoco, que confunde la pobreza con la honradez).

El fiscal jefe.

Anticorrupción.

An-ti-co-rrup-ción.

Lee sobre el tema e intenta no vomitar con las declaraciones de unos y otros.

A mí me funciona

29 29UTC mayo 29UTC 2017

Investigan por homicidio involuntario al médico y a los padres del niño muerto por una otitis en Italia

¿Investigar? Espero que la investigación sea rápida.

Vamos a suponer que el sujeto en cuestión sea realmente médico. Médico titulado.

De los padres de un niño se puede aceptar que sean gilipollas. Han confiado en un médico, les ha dicho gilipolleces, y se las han creído. Siendo benévolos, podemos llegar a aceptar que ellos asuman el parecer de un médico, por estúpido que sea. Así que se podría pensar que son inocentes, porque han hecho lo exigible por curar al niño: llevarlo a un médico y preguntarle qué hacer.

Pero de un médico no se puede aceptar que sea gilipollas. Un médico que cree en la homeopatía es culpable de negligencia profesional, de pobreza intelectual dolosa. Es una culpa que no cabe achacar a ningún sistema educativo deficiente, ni a ningún tercero. Si eres médico, asumes una responsabilidad activa en lo que haces. Puedes equivocarte en tus ideas, puedes cometer errores aplicando ideas correctas, puedes hacer muchas cosas que no considero punibles (la medicina es una disciplina difícil).

Pero esto no está entre ellas. Si tratas a tus pacientes con homeopatía, eres totalmente culpable de lo que les ocurra. Si crees en el “a mí me funciona”, es que desprecias la ciencia (que se inventó, ni más ni menos, para evitar el “a mí me funciona”) hasta tal punto que eres un farsante, y por ello la muerte de ese niño es directamente culpa tuya.

Así que espero que terminen rápido la investigación y lo condenen por homicidio involuntario.

Litizia

28 28UTC mayo 28UTC 2017

Hay erratas que tienen su gracia, sin más. Sobre todo en un entorno de pijerío.

 

La energía del futuro (II)

23 23UTC mayo 23UTC 2017

Parece ser que la central nuclear de Ascó acaba de tener un problemilla.

Con Fukushima aprendimos, se demostró, una cosa: que da igual si queremos o no, una central nuclear no se puede parar. No se puede apagar sin más. Nunca. No digo que “no se deba” parar; digo que aunque se pare, ella sigue funcionando. Nunca está parada del todo, como cuando desenchufamos un aparato.

Ascó está “parada”, dicen, en su programa de parada de recarga y en curso las maniobras de descarga del combustible.

Entonces, a eso de las dos de la mañana, ha caído agua sobre los interruptores de una barra de alimentación eléctrica. Y eso ha provocado un incendio. Al durar más de 10 minutos, han activado la “Organización de Respuesta ante Emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)”, sea eso lo que sea.

Como consecuencia de ese incendio, se ha perdido el suministro eléctrico normal. Este es el mismo problema que tuvo Fukushima. No ha hecho falta un maremoto imprevisible en una zona de maremotos; ha bastado agua en unos interruptores (Ascó está a 30 km del mar en línea recta).

El curso de los acontecimientos ha sido que, a continuación, a diferencia de Fukushima, ha entrado en funcionamiento el generador diesel de emergencia. Así que, dicen felices, la refrigeración de la planta está garantizada y no hay riesgo de emisión radiactiva.

A las tres y media “se ha desclasificado la alerta de emergencia”; aunque continúan en situación de “prealerta” porque sigue sin suministro eléctrico exterior.

Este es un incidente de nivel 0 en la escala INES. Aquí no ha pasado nada, circulen, diría el típico agente de las películas. Pero lo cierto es que si ese generador de emergencia no funcionase, el problema empezaría a ser un poco más gordo.

Hay muchas circunstancias diferentes, claro, pero en lo que se refiere a tecnología, lo que separa Ascó de Fukushima es un motor diesel que ha funcionado.

¿Confías plenamente en que los técnicos son perfectamente capaces de algo tan sencillo como tener en funcionamiento unos generadores diesel? Haces bien, seguro que es así y estoy convencido de que esos técnicos son la repanocha (en  serio). Pero yo confiaba en que fueran perfectamente capaces de mantener el agua alejada de unos interruptores eléctricos que pueden provocar un puto corte de alimentación eléctrica exterior a una central nuclear.

El problema es que los accidentes ocurren.

The revenant (II)

23 23UTC mayo 23UTC 2017

El domingo dio todavía un poco más de sí. Una cosa que esperaba con interés (y un poco de mala baba) era el Twitter de María Antonia Trujillo.

Cuando fumigaron a pdr snchz, Trujillo se me reveló como una lengua viperina, divertidísima y bastante directa, y soltó algunas de las perlas definitivas enTwitter:

  • Un golpe de estado más en esta España democrática. Sinvergüenzas.
  • La mayoría de los dimitidos son irrelevantes y desconocidos. Son unos mandados de sus federaciones
  • No os preocupéis: si se necesitan dos dimisiones más, ya están preparadas x la camada de los desleales a @sanchezcastejon
  • Pero si @AntonioMiguelC perdió las municipales de Madrid y no se fue. Ahí está enmachito con coche oficial

Y la mejor de todas, de la que se hicieron eco muchos medios:

  • Anda que si yo estuviera en la ejecutiva me iba a mandar la gusanita o los barones

Pues el domingo era parte de la película, y no me decepcionó. Tras los datos del recuento empezó sus reflexiones:

  •  Eso de que “a partir de ahora a remar juntos” no convence. A buscar trabajo los q no lo tienen fuera de la política
  • .@elpais_espana Deseando leer el editorial y escuchar a los #Barones/Varones [pensó lo mismo que yo, esperaba el editorial de El País]
  • Ahora todos a reconstruir, a remar juntos, a ayudar… O sea, a no dar golpe y a vivir de la polïtica. Anda ya…
  • Bien x la dimisón de #antoniohernando ahora que deje el escaño por dignidad ¿Cómo pagará ahora la hipoteca?
  • Ahora sólo nos falta ser un poquito socialistas, aunque sea sólo un poquito, girar a la izquierda
  • Éste es el nivelazo… [refiriéndose al tweet de otro twitero memorable, por razones muy distintas: Mariano Rajoy, que puso… “Felicito al @realmadrid y a toda la afición madridista por la 33ª Liga. Un título deseado y merecido. Magnífica temporada. MR” El colmo ya fue cuando dijo que no había llamado snchz “para no molestar”. Sin comentarios.]
  • Nadie se va… A arrimar el hombro hasta el próximo navajazo

No sé si está acertada, pero es divertida. Yo me reí muchísimo. Repartió estopa a diestro y siniestro. Vaya peligro tiene.

 

 

 

 

The revenant

22 22UTC mayo 22UTC 2017

Los domingos por la noche no suele haber mucho interesante en la tele. Y me da pereza sentarme a ver películas o cosas así. Solo pretendo pasar el rato. Y ayer pasé un rato buenísimo.

Como digo siempre, en la alta política está la gente que tiene ciertas cualidades. Es muy difícil que llegue allí una persona que no las tenga. Por tanto, no esperes nada que se salga de ese perfil.

Yo no espero nada especial de pdr snchz. Pero dejando aparte programas políticos, motivos personales, intenciones más o menos aviesas y ambiciones más o menos confesables, en toda esta historia hay algunos hechos objetivos.

Que a snchz lo pusieron ahí en principio como un muñeco para parar a Madina; querían usarlo como fungible, pero él no quiso. Decidieron que él se comería la mierda de dejar gobernar a Rajoy, para que luego pagase el pato, cargárselo y poner a la elegida. Al final, el tipo no cedió, lo defenestraron por las malas, y todo el mundo pudo verlo. Supusieron que daba igual, que ya se enfriaría la gente, pero el tipo plantó batalla, la gente no olvidó, y aunque sus defenestradores tenían absolutamente todos los medios a su favor, resultó que snchz le dio la vuelta a la tortilla. Ganó democráticamente (aunque eso en el PSOE no augura un gran futuro a nadie).

Otro hecho objetivo es que, para que snchz ganara sin ninguna capacidad mediática ni aparática, solo ha tenido una cosa a su favor: la memoria de la gente. Poca gente votó al PSOE en esas elecciones repetidas, cada vez menos; pero los pocos que votaron se encontraron con que sin saberlo estaban votando a rjy. Y dijeron: “o sea, que ¿somos fieles a unos principios, votamos contra viento y marea porque somos de izquierdas pero no de Podemos, y nos pagan así?” Tampoco les pareció aceptable el esperpento de ambición y de intriga descarada y sinvergüenza que se vio contra snchz, y esa indignación llegó hasta ayer.

Lo único que protege la democracia frente a la maldad es la memoria. Sin memoria, los chorizos y los sinvergüenzas y aun los asesinos se pasean impunes, a sus anchas, como ocurre constantemente en la maltrecha democracia española. Que un grupo de personas, en alguna parte de este bendito país nuestro, tenga memoria y diga: “no, no tolero este abuso”, es de agradecer. Es un rayo de esperanza después de tantos años de mierda.

En resumen: snchz ha dicho “si esperáis que yo me coma ese marrón vais listos”. Ha jugado sus cartas, ha pasado la travesía del desierto, y al final los que se han comido el marrón de ayudar a rjy son ssn y la gestora, y él llega, al menos, limpio de eso ante su electorado. La treta no les ha salido; le ha salido a él.

Así que yo ayer estaba con mis palomitas esperando a ver la cara de ssn dz. Tardé en verla, durante unos momentos se ponía en duda que saliera (sería el colmo que se escondiera, pero no sería extraño cuando lleva tanto tiempo haciéndolo). Pero salió, y la vi. Y no me defraudó en lo más mínimo. Vaya cara, vaya discurso. Me reí muchísimo, disfruté como hacía tiempo que no disfrutaba con la política. Perdón, ¿he dicho política? Quería decir justicia.

Otra cosa que quería ver era el editorial de El País, ese periódico que toma a los lectores por imbéciles (en esto no es original) y los adoctrina y les dice lo que tienen que pensar (y en esto tampoco es original, pero otros periódicos van dirigidos a reafirmar opiniones y mantener a la gente en su limbo, pero es que El País intenta la cuadratura del círculo: intenta escorar a sus presuntos lectores para que se conviertan en otra cosa).

Primero vi el de El Mundo, que salió en la misma noche electoral. No me decepcionó; tomaba partido de forma obvia, y dejaba caer un bofetón aquí y otro allá; repartiendo culpas de manera harto curiosa. También me reí mucho con la parodia.

Las primarias dejan un PSOE roto que Sánchez deberá unificar

O sea, que el tipo gana, los militantes mandan, pero son ellos los que tienen que adaptarse. Pero hay más cosas graciosas. Como cuando en el segundo párrafo (ya digo yo que esperaron) consiguen meter, en una sola frase, las palabras “populista”, “asamblea”, “izquierda radical”. O como cuando ponen en negrita: “La oposición más constructiva y útil para España no pasa por el rechazo absoluto al Partido Popular, sino por consensuar con las fuerzas constitucionalistas las reformas de Estado”. O sea, que de rechazo al choriceo, nada, que eso es malísimo; déjanos que sigamos con lo nuestro, que si no lo vas a lamentar. O como cuando acto seguido dicen “que apuntalen los logros de la política actual económica”. ¡Logros! ¡Política económica! ¡Ay, que me parto!

No pierden ocasión de cerrar el editorial con un mensaje… ¿subliminal? Termina así, aprovechando para ponerlo como un inútil y que no se nos olvide: “Su principal objetivo será devolver al PSOE la relevancia política y social que llegó a mínimos históricos durante su anterior mandato al frente del partido.”

Pero me decepcionó menos aún el de El País. El periódico amigo no usa medias tintas como El Mundo (y mira que es fácil ser más sutil o más ingenioso que El Mundo, pero así está el listón); van directos a la yugular, y certifican la hecatombe, el desastre, el hundimiento. Estos dan estopa de principio a fin:

El ‘Brexit’ del PSOE

Ahí sí que me lo pasé bien. Dicen derrotas electorales, divisiones internas, vaivenes ideológicos, preocupación… Dicen que “la emoción y la indignación ciega se han contrapuesto exitosamente a la razón, los argumentos y el contraste de los hechos”. Hablan de demagogia, medias o falsas verdades, promesas de imposible cumplimiento. Llaman a lo de ayer “momento populista”.

Enteraos, militantes del PSOE: sois gilipollas, estúpidos, lerdos. No tenéis ni idea. Los cimientos del país no son la justicia o la coherencia, sino la impunidad. Si elegís a snchz es por demagogia y populismo, snchz es nuestro Trump. No entendéis la razón, los argumentos y el contraste de los hechos. Lo ha dicho El País.

Bueno, lo dicho. No creo que nada de esto traiga grandes soluciones; simplemente, ha sido un entretenimiento impagable, mucho mejor que cualquier película.