Archive for 26 diciembre 2017

La verdad y el periodismo (II)

26 26UTC diciembre 26UTC 2017

Hace un par de años, se montó la marimorena porque el Ayuntamiento de Madrid pretendía montar una página web en la que explicase su punto de vista sobre noticias erróneas. No se planteaban callar a nadie, solo hablar por su parte.

Digo que se armó la marimorena, y digo poco. Carmona, Aguirre (citando a Orwell, cómo no), el ministro de Justicia, Villacís, la FAPE, la APM, la AEDE. Todos se lanzaron escandalizados sobre la iniciativa, y hablaron de “propaganda”, “ataque a la libertad de expresión”, “fuera de lugar en una democracia”, “regímenes totalitarios”, “encarcelar a disidentes”, “inaceptable”, “censura”, “libertad”.

No ha habido ni la décima parte de polémica cuando ha ocurrido esto, y es una iniciativa presentada al Congreso:

El PP plantea que el Gobierno identifique con un “sellado” las noticias falsas

No es una web donde te expliques: es que el gobierno pone a las noticias un sello donde indica que esa noticia no vale.

¿Dónde están Carmona, Aguirre, Villacís, el Ministro de Justicia y las asociaciones de prensa?

Ni idea. No problem. Todo bien.

 

Anuncios

Educación para la ciudadanía, ahora sí

18 18UTC diciembre 18UTC 2017

Muchas veces escribí aquí en su momento sobre aquella asignatura de Educación para la Ciudadanía. Aquella que era un terrible problema, un intento del vil y maligno Zapatero por instaurar un régimen dictatorial de ciudadanos alienados y adoctrinados.

Desde entonces han pasado muchas cosas. Lo primero que hizo el gobierno entrante fue suprimirla y recuperar la religión, cosa que al parecer dejó muy tranquilos a aquellos padres que tan enfadados estaban con el adoctrinamiento. De poco sirvió que la ONU se manifestara en contra de la supresión, que lo hiciese el Consejo de Estado, o la Unión Europea. Wert eliminó, cómo no, las “cuestiones controvertidas” [sic], y aquella familia que recurrió estaba feliz de que “no adoctrinaran tanto” [sic] a sus hijos.

No sé qué pensarán ahora de esto, Wert y aquellas intrépidas familias que estaban cómodas con catecismos en las aulas pero no con derechos humanos:

Todos los partidos acuerdan impartir Valores Cívicos y Constitucionales en las escuelas

Es decir, que se ponen a arreglar la educación (¡esta vez sí, amigos!), y prevén muchas dificultades para ponerse de acuerdo, pero… lo primero en lo que consiguen ponerse de acuerdo es precisamente en “introducir los Derechos Humanos y los Valores Cívicos y Constitucionales dentro del currículo escolar”. Eso sí tienen claro que hacían falta.

Sin comentarios.

Doctorado en lenguaje inclusivo

14 14UTC diciembre 14UTC 2017

Dicen que el otro día el director del Centro de Nanociencia y Nanotecnología de la Universidad de Barcelona llamó a Miquel Iceta  en Twitter impostor, ignorante, demagogo, repugnante, dijo que vivía del partido desde hacía 30 años y que tenía los esfínteres dilatados.

A mí todo eso me parecen insultos, simplemente, y si hablamos de calificar a Iceta lo de los esfínteres es especialmente irrelevante y desafortunado. Creo que de un político tienes derecho a que te preocupen su sinceridad, sus conocimientos, su honradez o de qué vive. Que lo consideres repugnante ya es una opinión más personal, pero creo que debes poder emitirla, junto con las burdas maneras de calificar el resto de facetas del personaje. Pero creo que sus esfínteres no son asunto tuyo. Veo razonable que un cargo público universitario no lo ocupe alguien que se manifieste así en público, más que nada por una cuestión de imagen, de respeto institucional, o lo que se quiera.

Quizás sea un poco exagerado que la fiscalía abra diligencias contra él por un presunto delito. No lo sé. En general, esto del delito de odio no lo acabo de ver claro. Pero en fin.

Ahora bien; el autor del tweet dimite, y pide disculpas (bastante correctas, no de esas de político que se disculpa por que tú te ofendas y no por lo que él haya hecho). Ahora bien: en mi opinión lo que ha hecho ahora sí que es un crimen.

Dicen que dijo, y ponen comillas (aunque para nuestros intrépidos periodistas eso no significa gran cosa, me temo):

quiero pedir disculpas a todos y todas las personas que se ofendieron con razón

Todos y todas las personas.

Esto ya es lo que me faltaba por ver.

Ahora sí que quiero que enchironen a este tío. A la hoguera.

(Es mentira. Lo digo irónicamente. Lo aclaro por si es delito de odio, que vete tú a saber.)

Cuando lo leí fue como una punzada en el corazón. Pero me tranquilicé pronto; pensé que era un despropósito de este hombre, que nervioso por su error e intentando compensar por el comentario homófobo se había pasado de frenada.

Decidí verificarlo… y el caso es que, para mi desconsuelo, si en Google buscas con comillas “todos y todas las personas”, esa expresión sale más de 1.200.000 veces. No es una rareza. Y yo me quedo perplejo. No sabría ni empezar a explicar por qué; si tú no lo estás, tómatelo como una rareza mía, yo qué sé.

Por cierto, “Memoria histórica” sale 860.000 veces. “Ética periodística” 182.000. “Caso Gürtel” sale 616.000 veces. “Igualdad salarial” 162.000. “Brecha salarial” 541.000.

La guitarra es difícil

12 12UTC diciembre 12UTC 2017

Paciencia, chavales. No hay que dramatizar. Seguid estudiando, practicando, y mientras tanto haciendo música con lo poco que sepáis.

Si esto lo decía este señor, no os frustréis por lo que os cuesta o lo que no os sale.

Quiero ser argentino

3 03UTC diciembre 03UTC 2017

Argentina, en muchos sentidos, es un país como tantos otros. Un país en el que casualmente la mujer de un presidente de gobierno gana las elecciones después que él… Como en los EEUU un hijo de Bush fue presidente, o la mujer de Clinton casi lo fue. O como aquí en España, donde la mujer dw Aznar también casualmente es la persona más capacitada para llevar la alcaldía de Madrid.

No me chupo el dedo. En Argentina han pasado cosas terribles. No me cambio por un argentino.

Pero hay momentos concretos en que sí. En que me muero de envidia.

Como cuando unos valientes consiguen que los malnacidos que destrozaron a tantad personas paguen algo de su culpa.

Vivir para contarlo: los superviventes que hundieron a los genocidas en Argentina

Más o menos como aquí.