Archive for 31 enero 2017

Más sobre cultura y fiestas

31 31UTC enero 31UTC 2017

Escribo muy poco. Y no es por falta de temas. Es por sobreabundancia de temas. Aparecen todos los días, me abruman y no sé qué poner.

Por ejemplo, este. ¿Te acuerdas de cuando me dio por echar cuentas sobre concursos musicales y premios varios?

Bueno, pues el otro día leo en el periódico:

La SOF ahorra en dos años en dietas 85.800 euros, que destinará a fiestas

Es decir: cada año, por asistir a las juntas de gobierno de la Sociedad Ovetense de Festejos, una serie de personas cobraban en dietas, conjuntamente, del orden de 40.000 € al año.

Eso es más del presupuesto de un Concurso de Rock Ciudad de Oviedo.

Creo que estar en la Junta de Gobierno de la SOF es, sin duda, una gran responsabilidad, y puede ser bastante trabajo. No dudo de que todas y cada una de las personas que acuden han sido seleccionadas como lo mejor de lo mejor, bajo criterios de igualdad, mérito y capacidad. Por eso supongo que cobran por ese trabajo, y espero que cobren bien, y sin duda se lo merecen. Supongo que lo hacen, aparte de este dinero.

Porque si lo he entendido bien, aquí estamos hablando solo de las dietas.

No sé en qué clase de gastos puede incurrir un ovetense para acudir a una sesión de un órgano. La Junta de Gobierno tiene 10 miembros. De ellos, es fácil reconocer al menos a unos cuantos como concejales, es decir, que no vienen de Canarias ni nada parecido (no lo sé). No sé cuántas veces se reunieron ni si la cifra dada es cierta, porque esos datos (ni las reuniones de la Junta de Gobierno ni el capítulo de dietas) no aparecen en la página web de la SOF (al menos en la que yo he encontrado). Pero parece que cada miembro sale por 4.000 € anuales en dietas. A 100 € la reunión saldrían 40 reuniones. Si las reuniones son 10, las dietas serían del orden de 400 €.

Todas mis cifras son conservadoras; cuando hablo de 40.000 € sería un poco más. Cuando digo que el presupuesto del Concurso de Rock son 40.000 €, en realidad ha sido de 37.943 en 2014, 24.200 en 2013, 31.846 en 2012, 39.247 en 2011.

Todos los gobiernos nos venden la tontería de que van a eliminar altos cargos y solucionar la economía con ello. Los votantes tontos pican. Tontos en primer lugar porque la cifra que se ahorra no da para solucionar los problemas del mundo; es irrisoria, y no permite solucionar el paro ni la sanidad.

Ahora bien; esos ahorros existen. Mira de dónde han salido 85.000 € a lo tonto. (De los que, insisto, no he encontrado huella, más que en la prensa.)

 

 

Anuncios

No sin sangre

16 16UTC enero 16UTC 2017

En muchas ocasiones los taurómacos explican que no son violentos, que la cosa va de arte, que la sangre es algo colateral. O se enfrascan en extraños argumentos sobre si al toro realmente le duele o no lo que le hacen, y hasta algún presunto veterinario han sacado diciendo que no, que no le duele y no sé qué otras cosas de los reyes magos.

El otro día he vuelto a ver un artículo con… opiniones. En las que queda claro que, como sabíamos todos, todo eso son paparruchas. Quieren destripar al bicho, y quieren hacerlo de verdad. Sin sangre no hay baile ni arte ni hostias.

Lo más ligero del artículo es cuando un extranjero listísimo, un tal Jean Louis Personne, presidente del Club Taurino de Milán, elude la cuestión con el típico argumento de gilipollas, ese de que hay cosas peores en el mundo, como aquello de “¿por qué te molesta que yo fume pero no dices nada del humo de los coches?”:

¿Por qué no se prohíbe a los niños la visión de toda la violencia que hay en la televisión, en las películas o en la videojuegos?

Pero por suerte no todos son tan oblicuos. Otros son sinceros y directos, y es de agradecer por una vez. Mira lo que dicen:

Eliminar sangre del toro es la antesala de la desaparición de la tauromaquia

El problema no es la visión de la sangre, sino la emoción del toro. [¿?¿?]

…la violencia inherente a él [al juego de vida y muerte blablabla], y que es precisamente la que le da sentido

Creo que esta corriente animalista olvida, en muchos casos, el ciclo natural de la propia vida [dice un torero]

Es decir: la violencia no es un efecto colateral indeseado. La violencia es la que le da sentido al toreo. Por fin nos quitamos las caretas y nos dejamos de chorradas y de pamplinas. (Por cierto, para el torero citado el ciclo natural de la vida, lo natural para él, es que un ser humano se divierta clavándole cosas a un herbívoro).

Si lo quieres más claro, aquí está el presidente de la Asociación el Toro de Madrid:

Lo que de verdad necesita la fiesta es emoción, -afirma-, y si nos empeñamos en reducir el riesgo, la sangre, el peligro y los momentos dramáticos no conseguiremos más que atentar contra la esencia de la tauromaquia. […] No creo que la gente deje de ir a los toros por la visión de la sangre, sino porque se aburre. […] la fiesta pierde todo su sentido si desaparecen elementos fundamentales; se deben mantener el peligro y el riesgo

De nuevo, dejémonos de tonterías: este es un espectáculo de circo romano. Sin el riesgo de destrozos, cogidas y muertos, no hay arte que valga. Si no vemos peligrar la femoral de un tipo, nos aburrimos. La brutalidad y la burrez son lo que da sentido a tanto arte y tanta manoletina. Cojones, si nos valiera con los movimientos gráciles de un tipo alrededor de un toro, iríamos al ballet a ver maricones en mallas. No, señor; nosotros somos de coñac y puro, y nos comemos el bocadillo mientras vemos un descuartizamiento. Si no, de qué.

 

Ole y ole. Pero por lo menos ha quedado claro de una vez, y es una postura coherente y sincera. Eso lo aplaudo.