Archive for 19 junio 2014

La coronación

19 19UTC junio 19UTC 2014

Podéis estar seguros de que la coronación será una demostración de poderío, una absoluta exaltación del pueblo en apoyo de la monarquía. Una exhibición incontestable e indiscutible.

Entre otras cosas, simplemente porque está prohibido decir otra cosa.

Fútbol

19 19UTC junio 19UTC 2014

No soy un forofo, no. El deporte en sí no está mal, pero todo lo demás… no hay quien lo aguante.

Aun sin ser un forofo, por una vez voy a dar mi opinión técnica. Al fin y al cabo, gente que sabe de fútbol menos que yo está haciéndolo a todas horas. En televisión, y cobrando por ello.

Mi impresión siempre fue que si el fútbol de la selección española cambió fue por el Barcelona, y si el Barcelona cambió fue por Guardiola. Con Guardiola los jugadores empezaron a pasarse la pelota con precisión, y sin prisa, en vez de andar dando pelotazos p’alante a ver si alguien le daba de cabeza sin querer, por así decir. Era un estilo muy característico, que cualquiera podía ver, aunque no supiese de fútbol.

Con esa forma de jugar se forjó ese Barcelona que parecía que no podía perder nada, ni la pelota ni los partidos. Y con esa mentalidad y esa confianza se forjó la selección española de entonces. Los jugadores del Barcelona traían ese convencimiento, y los demás descansaban sobre él.

Guardiola no está, el Barcelona no es lo mismo, la selección no es lo mismo, y me temía que el papel de la selección se pareciese al del Barcelona. Simplemente, hemos vuelto a ver a la verdadera selección, la de todos los días. La de los periodistas estúpidos, la del somos los mejores de la historia del universo mundial y vamos a ganar siete mundiales seguidos y todo el mundo nos tiene miedo, y luego llega un tipo calvete y nos hace unos cuantos agujeros nuevos en la red meando por encima de la defensa.

¿Pero qué me estás contaaaaaando?

¿Pero qué me estás contaaaaaando?

Ayer, por cierto, daba asco oír a aquellos tres o cuatro, no sé cuántos, comentaristas de Telecirco, que a falta de media hora para terminar se cansaron y decidieron dar el partido por terminado, y dedicar tooooodo el tiempo que faltaba a repetir, una vez y otra y otra, las mismas cuatro frases lapidarias sobre la derrota. Si ellos, desde su cómoda silla en la que además nadie les pide cuentas jamás, se cansaron de su sencillo trabajo y pedían el final del partido, ¿qué podían esperar de los jugadores, que de verdad estaban haciendo algún esfuerzo?

Total, que Guardiola ganó el mundial, y sin él, despedíos. Hemos vuelto a la España de siempre, en otra cosa más. Marcaron un gol de penalti discutible, y se llevaron siete para casita.

Y yo sólo lo lamento por Del Bosque y algunos jugadores. Por lo demás… arriba Chile, hombre.

Pataki y la astronomía

6 06UTC junio 06UTC 2014

Cito literalmente de un encuentro con lectores de Elsa Pataki. Digo lectores porque al parecer ha escrito, con su entrenador personal, un libro sobre gimnasia, y piensa lo que quieras.

Hola, Elsa. ¿Qué aficiones tienes? A mí me gusta mucho la Astronomía. ¿Tienes tú algún interés en ella? Estás guapísima.

Sí, siempre me ha gustado mucho, la verdad. Tenía una persona que me hacía la Carta Astral. Siempre he creído en el destino a través de los planetas. Y como otra afición, los deportes en general.

Si le gusta mucho la… astronomía, y también los deportes, haciendo una sencilla regla de tres quizás haya mejores fuentes para leer sobre deporte, y mejores manos en las que ponerse.

Disparates

6 06UTC junio 06UTC 2014

Leo esto en El Mundo:

Disparates

 

¿Tú estás aforado, querido lector? Supongo que no, ¿verdad? Y ¿estás preocupado por ello? Supongo que no; supongo que procuras ser respetuoso con la ley. Aun así, si tus enemigos quisieran denunciarte, seguramente encontrarían algo a que agarrarse (nadie es perfecto, y las leyes son bastante flexibles según para qué cosas; simplemente si criticas a alguien, por ejemplo, siempre puede plantear que le has injuriado o insultado, y la decisión pasaría, quizás, por un proceso judicial). Y es probable que no tengas muchos recursos para defenderte, y que un pleito te representara un problema gordo (de mano, en sentido económico), incluso aunque salieras absuelto.

Sin embargo, el rey, que dispone de bastantes más recursos para defenderse, parece necesitar aforamiento. ¿Por qué? Dice el periodista, no sé si la Casa Real (porque no está entrecomillado), que “este vacío legal, que deja a Don Juan Carlos a la intemperie en materia penal”. ¿A la intemperie en materia penal? Vuelvo a preguntar, querido lector: ¿estás tú a la intemperie en materia penal? ¿Duermes tranquilo? ¿Quizá es que procuras no cometer delitos?

¿Por qué califican las posibles querellas como “disparates”? No niego que hay querellas que lo son, pero ¿lo son todas, por anticipado y antes de saber de qué se trata?

Pero ¿qué clase de rey cree la Casa Real que tenemos? Yo, que él, me negaría a aceptar estas insinuaciones insidiosas y malintencionadas.

Los denunciaría por injurias.

Un disco redondo

3 03UTC junio 03UTC 2014

Los discos redondos no son sólo cosa del pasado. Hay mucha paja, mucho comercio y mucha industria del entretenimiento, con la sartén por el mango. Pero luchando para hacer música de verdad entre tanto ruido, hay un montón de gente, haciendo cosas, y de vez en cuando consiguen algo memorable. Y a mí este disco me lo parece. Creo que lo justo sería que perdurase, que sirviese de ejemplo, que abriese un camino nuevo.

La portada del disco es la pandereta que sus informantes regalaron firmada a Ambás.

La portada del disco es la pandereta que sus informantes regalaron firmada a Ambás.

Podría haber escrito este artículo en asturiano, pero me temo que mucha gente no me escucharía. Y lo sentiría por ellos. Así que esta vez, paradójicamente, voy a hablar en español de algo aparentemente local. Pero que en realidad no lo es.

Empiezo por la parte que, para mucha gente, resultará dura. Ambás y Ramsés Ilesies, entre mucha otra gente, dedican su tiempo y su esfuerzo a recopilar y conservar música tradicional asturiana, directamente de las fuentes.

Y con ese material antiguo, Mapi Quintana y Elías García se pusieron a hacer música nueva. Y salió Severina.

De Mapi Quintana ya he hablado aquí muchas veces. Mapi, por si cantar como canta fuera poco, en este disco toca el contrabajo y ha escrito todos los arreglos. Y las tres cosas son decir mucho en este caso.

Nunca he oído el contrabajo sonar como en este disco; suena muy rítmico, como debe, pero con un ataque más suave, más gradual, menos percusivo. Consigue ser melódico. No sé explicarlo mejor. Hacer sonar el instrumento de una forma nueva ya me parece una aportación.

Pero los arreglos… ay, los arreglos.

La música tradicional tiene un problema para sonar hoy en día, y es que somos distintos a nuestros bisabuelos. Mucha de esta música se inventó en un mundo sin televisión y seguramente sin lectura. Un mundo de trabajos largos, repetitivos y penosos. Lo que funcionaba en aquel entorno hoy nos cansa. Hoy nos encanta Eric Clapton, pero un blues verdaderamente viejo, una autentica work song o el gospel desprovisto de ese tono soul tan colorista… son otra cosa.

Así que un largo romance, que la gente podía escuchar y memorizar con el máximo interés, con un ritmo repetido y la misma rima… hoy no lo aguantamos ni dos minutos. Y aquí es donde entra Mapi.

En este disco Mapi ha puesto todos esos conocimientos de armonía, de improvisación, todo ese montón de música que lleva puesto, y ha hecho que un cantar repetitivo (y esto no es despectivo) se convierta en un tema moderno, cambiante, con muchos colores, con pasajes, con emociones, en el que pasan muchas cosas además de la letra. Severina no es un recopilatorio para conservar la memoria de cantares tradicionales; es un disco de Mapi Quintana y Elías García, es música de su siglo y de sus circunstancias, nueva y llena de vigor, en la que sí, hay ingredientes tradicionales, y sí, cada canción se titula como la mujer que le contó su historia a Ambás. Y sí, vaya por Dios, la letra está en asturiano. Merece la pena oír esos arreglos, nota por nota.

Respecto a la voz, no se puede decir mucho nuevo de Mapi como cantante. Simplemente, ha hecho con la voz exactamente lo que ha querido, lo que convenía a su música.

Elías García toca el bouzouki. Y hay que ver cómo le sienta ese instrumento al disco. Siendo un humilde instrumento de cuerda, acústico, sin distorsión ni amplificación, ¿cómo puede tener fuerza cuando se necesita, sin nada más? Pues tocando como este señor, con su gusto y con su técnica. Hay momentos de todo tipo: desde la intensidad, la amenaza, hasta la melodía, la suavidad. Es un maestro, sin duda.

En algunos temas participa también la trompeta de Thomas Welvaadt, a quien tuve la suerte de ver en directo en el Esperteyu tocando standards de jazz y comprobar, otra vez, cómo con ese instrumento imposible se pueden hacer cosas impensables. Aquí, un trompetista holandés toca música de Lena.

A mí el resultado de todo esto me ha parecido espectacular. El sonido del contrabajo con el bouzouki, con los arreglos rítmicos y armónicos de Mapi alrededor de esas letras… Me parece que todo se une a la perfección, que forma un bloque de una solidez musical que se oye pocas veces. Todas las canciones son diferentes, pero todas son, de alguna forma, iguales. Este disco no es volver a hacer lo mismo que han hecho otros; y tampoco es un conjunto de ideas inconexas. Es un hallazgo.

Por tanto, es un disco redondo, de libro.

Así que si perdonas a Elías por hacer música folk aunque no seas un folkie, si aceptas que use un instrumento que no se inventó en España, si quieres perdonar a Mapi por haber nacido en Pola, y si no te ofende que te cante en asturiano… si dejas a un lado tus prejuicios, y vas a la música, que es lo único que realmente importa, quizás te encuentres una sorpresa como la que me encontré yo. Puedes escuchar el disco entero aquí (me gustan particularmente el 9 y el 8) e incluso comprarlo, si te parece.

Y si no es así, si te parece que son todos una banda de asturchales o de antiguos… pues lo siento mucho. Pero lo siento por ti, más que nada. Porque tú te lo pierdes.

¿Dónde estabas tú?

2 02UTC junio 02UTC 2014

Pues casualmente sonaba esto de fondo. Vetusta Morla, Boca en la tierra, en acústico. Podríamos decir que era una premonición, pero las letras de esta gente están tan llenas de frases que son una premonición de cualquier cosa que uno quiera, así que tampoco nos emocionemos:

Y el momento está grabado, me enteré exactamente así.

Dónde estabas tú